Juan Fernando Lara Salas. 16 abril
Este grupo de excursionistas violaron la restricción de ingreso el Sábado Santo, cerca del cráter del volcán Poás por el sector de cerro Pelón. Foto: Cortesía ACC.
Este grupo de excursionistas violaron la restricción de ingreso el Sábado Santo, cerca del cráter del volcán Poás por el sector de cerro Pelón. Foto: Cortesía ACC.

Aparentes infracciones a la legislación ambiental como sustracción de flora y fauna silvestre, la tenencia ilegal de madera aserrada e insumos de cacería motivó la interposición de 76 denuncias ante el Ministerio Público por parte del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

En estos casos hay 116 involucrados por acciones registradas durante la Semana Santa.

Juan Carlos Villegas Arguedas, del área de Prevención, Protección y Control del Sinac, indicó que se realizaron 11 entregas voluntarias de ocho mamíferos y tres aves entre animales heridos o rescatados por particulares como parte de los operativos realizados.

Otros decomisos incluyeron 100 huevos de tortuga, casi 600 pescados, 88 plantas silvestres y otras 51 aves que fueron capturadas. También se decomisaron 360 piezas de madera aserrada.

Durante la semana pasada, guardaparques del Área de Conservación Central (ACC) sorprendieron a casi 100 personas en volcanes y áreas silvestres protegidas pese a que el Gobierno ordenó el cierre de las zonas ante la emergencia por la pandemia de covid-19.

Rafael Gutiérrez, director del ACC, indicó entonces que a estas personas se les hicieron prevenciones administrativas por haber incursionado en volcanes como el Irazú y el Poás, así como en zonas boscosas como el bajo de la Hondura, en Moravia.

Aunado a lo anterior, también se atendieron en Semana Santa siete incendios dentro de Áreas Silvestres Protegidas y tres en linderos, los que dejaron una afectación aproximada de 110 hectáreas dentro de zonas protegidas.

Como parte de esas labores, se realizaron ocho sobrevuelos para detección, seguimiento y atención de incendios forestales.

El pasado 20 de marzo, el Poder Ejecutivo cerró el ingreso a esos sitios como parte de las medidas sanitarias adoptadas para evitar un contagio masivo del nuevo coronavirus en el país.

El Ministerio de Ambiente y Energía y el Sinac dispusieron que el cierre y suspensión de actividades en todos los parques nacionales y áreas silvestres protegidas se mantendrá hasta el 30 de abril.

El cierre seguirá vigente para evitar aglomeraciones de personas en alguna de las 144 áreas silvestres protegidas que administra el Sinac, con más de 400 guardaparques.