Se trata de especies difíciles de observar, que se encuentran exclusivamente en la Península de Osa

 26 octubre, 2013
La preservación de las especies, en su mayoría exclusivas de Osa, es uno de los objetivos primordiales de Arboretum.
La preservación de las especies, en su mayoría exclusivas de Osa, es uno de los objetivos primordiales de Arboretum.

La reserva forestal "Arboretum" completó este mes el centenar de ejemplares de árboles raros que guarda en la Reserva Forestal Golfo Dulce y que quedan a disposición de la comunidad científica y de los interesados en general.

Con la plantación de un ejemplar popularmente conocido como Cachimbo o Matasano (Couratari scottmoriii), se estableció el árbol número 100, en el Arboretum, ubicado específicamente en la comunidad de Bahía Chal de Sierpe, Osa.

"Son especies de árboles raros, mismos que normalmente son difíciles de observar, y que se encuentran exclusivamente en la Península de Osa, sitio que concentra uno de los mayores índices de endemismo y diversidad de flora en Costa Rica”, indicó en un comunicado de prensa Juan José Jiménez Espinoza, administrador Reserva Forestal Golfo Dulce.

Con motivo de la siembra del Cachimbo, hubo una actividad en la que participaron vecinos de Puerto Jiménez de Golfito, funcionarios del Área de Conservación Osa y colaboradores de organizaciones e instituciones como la Estación Biológica Los Charcos de Osa, Conservación Osa, la Universidad Técnica Nacional y el Colegio Técnico Profesional de Guaycará.

El Arboretum pretende establecer el año entrante un sendero auto guiado que les permita a las comunidades vecinas mostrar a turistas y estudiantes las maravillas de esos árboles, únicos en Costa Rica.

A dos años plazo, en el 2015, se tiene planeado establecer “El Bosque del Centenario”, sección del Arboretum con la cual se pretende conmemorar el centenario de la promulgación del decreto N° 14, con el cual el expresidente Alfredo González Flores (1914-1917) instauró que en esa fecha se celebraría el Día Nacional del Árbol en Costa Rica.

En la actividad se rindió un homenaje al botánico costarricense Luis Jorge Poveda Álvarez, como reconocimiento a su gran labor en favor de la ciencia y el bienestar de las personas, dice el comunicado.