Lucía Astorga.   29 marzo
La organización Sea Sheperd trasladó a un grupo de voluntarios en su embarcación White Holly, la cual también fue utilizada para llevar las 14 toneladas de desechos de la Isla del Coco a Puntarenas. En la imagen uno de los miembros de la tripulación del barco, durante su llegada a la Isla. Fotografía: John Durán

El jerarca del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), Carlos Manuel Rodríguez, firmó el 25 de febrero un acuerdo con Jorge Serendero, representante de Sea Sheperd en Costa Rica, para que la organización internacional facilitara uno de sus navíos para el proyecto de limpieza de la Isla del Coco.

A cambio, el Minae acordó facilitar 2.000 galones de combustible (diésel) para el barco, a utilizarse en las labores específicas del proyecto, según se lee en el convenio.

Guardaparques de la Isla del Coco dan una charla de inducción a los tripulantes del barco White Holly, de la organización Sea Sheperd. Fotografía: John Durán

También se permitió a la embarcación: ingresar al parque sin costo alguno, tampoco se cobró por los costos de filmaciones, ni anclaje, ni por la prestación de otros servicios.

El Minae también se comprometió a proveer "a partir del refrendo del presente convenio, sin costo para Sea Sheperd, la alimentación para la tripulación durante la estancia en la Isla del Coco.

La embarcación en cuestión es el White Holly, un barco de carga construido en 1943 y donado a Sea Sheperd, por lo que han tenido que acondicionarlo para las labores que realiza la organización, según Serendero.

Acercamiento con la organización
El Minae y Sea Sheperd firmaron un convenio para que la organización ecologista prestara uno de sus barcos, a cambio el Gobierno facilitó el combustible y los eximió del pago de varias tarifas. Fotografía: John Durán

Inicialmente se había pensado hacer el transporte de los residuos por medio del alquiler de un ferry; sin embargo, esto cambió por dirección de la cartera de ambiente.

"Ya cuando eso estaba cuajado y estábamos a punto de hacer la contratación del ferry (...) la gente del Ministerio (de Ambiente y Energía) nos dijo: “Mirá, hay una oportunidad de que Sea Sheperd ponga una embarcación (...) entonces así es como salió la participación de Sea Sheperd”, explicó Esteban Herrera, director de Áreas Silvestres Protegidas del Área de Conservación Marina Cocos (ACMC).

El White Holly llegó a Isla del Coco el 20 de marzo. Ahí, durante cuatro días, fue cargado con las 14 toneladas de residuos que se habían acumulado en el parque nacional. Fotografía: John Durán

Consultado al respecto, el ministro Rodríguez indicó a La Nación que Sea Sheperd se había ofrecido “a enviar un barco para sacar todos los plásticos y basura acumulada, a lo que accedimos”.

Sea Sheperd fue fundada en 1977 y es liderada por el ambientalista canadiense Paul Watson, quien enfrentó en Costa Rica una causa penal por el delito de naufragio, por golpear un barco tico en el 2002.

El 12 de marzo pasado la organización anunció que el Tribunal de Apelación de Sentencia de Goicoechea había confirmado, el 25 de enero del presente año, la prescripción de la acusación contra el activista, así como la cancelación de la orden de captura internacional del conservacionista.

Futuros planes para Costa Rica
Sea Sheperd tiene como uno de sus objetivos que Costa Rica se convierta en su centro de operaciones para América Latina. Fotografía: John Durán.

Según dijo Serendero a este diario, “Sea Sheperd quiere estar en todo lo que es control y vigilancia”, por lo que uno de sus planes es lograr un convenio con el Gobierno “para traer un par de barcos para Costa Rica, uno en la Isla del Coco y otro en la península de Osa”.

"Nosotros donamos nuestro tiempo, nuestros equipos, pero todo lo manejamos nosotros. El Gobierno utiliza nuestros servicios para poder trabajar. Por ejemplo, si nosotros tenemos un barco aquí en la Isla, siempre tendremos un guardaparques y un guardacostas abordo, para poder también ejecutar acciones.

“Todo lo que le corresponde a la ley, lo que le corresponde al Gobierno eso lo hace el Gobierno, nosotros somos solamente facilitadores”, indicó el vocero.

El White Holly llegó a Caldera el 27 de marzo, para proceder con la descarga del material que será reutilizado con fines artísticos y educativos. Fotografía: John Durán

Por su parte, el ministro Rodríguez aseguró que actualmente no existen otros convenios en negociación con la organización, “aún y cuando nos han hablado de una cooperación conjunta para trabajar en la isla”.

Otro de los planes que tiene la organización con el país es el establecimiento en Costa Rica de su base para América Latina.

“Costa Rica es lo más importante, es el punto más importante para la vida marina del Pacífico, es por eso que nosotros iniciamos con una campaña que se llama ‘Campaña de buena voluntad para el Pacífico’, inicia oficialmente con este viaje”, dijo Serendero.

El representante de la organización espera que con este acercamiento puedan comenzar a trabajar de lleno tanto con el Gobierno, como con otras organizaciones de Costa Rica.