Medio Ambiente

Pumas están en riesgo por reproducirse entre familia

Investigadora de la UCR extrajo ADN de muestras de heces recolectadas en país

Aunque la península de Osa ostenta una cobertura forestal de 75% del territorio, las escasas conexiones o puentes entre los bosques terminan por aislar a sus pumas.

Eso provoca que estos animales tiendan a reproducirse entre ellos (endogamia), lo cual resulta en una baja variabilidad genética.

Precisamente, esa pobre diversidad de genes arriesga la supervivencia de esta población y, en el peor de los casos, podría extinguirlos.

“La población de la península de Osa mostró el valor más bajo de variabilidad genética comparado con Barbilla–Tapantí y el área central del país”, comentó Sofía Soto, investigadora del Laboratorio de Genética de la Conservación de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Estudios anteriores ya daban cuenta del poco “cruce” entre pumas de Osa y otros provenientes de diversos sitios de Centroamérica. Sin embargo, el análisis genético realizado por Soto lo terminó de comprobar.

Los pumas ( Puma concolor ) son el segundo felino más grande de América y se hallan desde Canadá hasta Chile y Argentina.

Sin embargo, la especie está muy amenazada. Sus poblaciones en América del Norte han descendido en un 50%.

“Los felinos son depredadores muy vulnerables a la pérdida de hábitat, debido a que necesitan un gran ámbito de hogar para llenar sus necesidades básicas de alimento, cobertura y reproducción”, detalló Soto.

Estudio. A partir de muestras de heces, Soto analizó la diversidad genética de 49 pumas de diferentes parte del territorio nacional.

Se extrajo el ADN proveniente de células de colon que quedan adheridas a la parte exterior del excremento. Estas muestras fueron analizadas en el Laboratorio de Genética de la Conservación y en el Museo de Historia Natural (AMNH) en Nueva York, en Estados Unidos.

El análisis genético evidenció una baja variabilidad genética en los pumas de península de Osa.

Esa baja diversidad de genes reduce la capacidad de adaptación de las especies, tienen menos resistencia a las enfermedades y menos vitalidad reproductiva.

Eventualmente eso se traduce en un mayor riesgo de extinción de la población y en el futuro, en la desaparición de la especie.

Por otro lado, y gracias a que se anotó las coordenadas geográficas del sitio donde se recolectaron las muestra, se pudo mapear a los pumas en su hábitat.

Asimismo, y mediante el análisis genético, se logró saber cuáles muestras correspondían al mismo animal y eso facilitó seguirles el rastro.

De esta forma, Soto logró calcular que los pumas, en general para todo el país, se movían entre 1,1 y 57 kilómetros.

Es más, uno de los individuos en península de Osa llegó a moverse en un área de 186 kilómetros cuadrados entre 2008 y 2011.

Corredores biológicos. Con base a su variabilidad genética y conociendo sus movimientos, Soto recomienda el establecimiento de corredores biológicos.

Se trataría de una medida para favorecer el flujo genético y así ayudar a a la población de pumas de Osa a estabilizarse.

Los corredores biológicos permiten conectar áreas de bosque y así se garantiza el desplazamiento de animales.

“Se pueden hacer análisis más específicos y tomar muestras en los corredores existentes para medir su efectividad”, comentó la investigadora.

La ventaja de establecer corredores biológicos con el objetivo de conservar al puma es que, al ser este un gran depredador y mantener el equilibrio en el ecosistema, se estarían conservando otros grupos de animales.

“Los felinos son especies ‘sombrilla’ que promueven la conservación de otras especies de grandes vertebrados, pequeños carnívoros y sus presas, debido a que requieren de grandes extensiones de bosque para sobrevivir.

”Dado que estos especímenes son sensibles a las presiones de cacería y cambios de hábitat que afectan tanto al bosque como a las presas y fuentes de agua, los felinos son buenos indicadores de ecosistemas en buen estado y de procesos ecológicos en funcionamiento”, explicó Soto.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.