Lucía Astorga.   8 mayo
El ministro de Ambiente y Energía (Minae), Carlos Manuel Rodríguez, subrayó el compromiso de la actual administración para erradicar las especies invasoras de la Isla del Coco, con el fin de preservar la riqueza endémica del sitio. Foto: Rafael Pacheco

“Nosotros vamos en serio y vamos con todo, para hacer lo que los científicos siempre han pedido, lo que el plan de manejo ha recomendado, que es la erradicación de todas las especies exóticas”.

Así de directo fue el ministro de Ambiente y Energía (Minae), Carlos Manuel Rodríguez, al referirse al plan que se está trabajando en conjunto con la organización estadounidense Island Conservation y la Asociación Costa Rica por Siempre, para la restauración ecológica de la Isla del Coco.

Inicialmente, se tiene previsto atender la amenaza que provocan cuatro grupos de mamíferos: los venados, chanchos, gatos y ratas; posteriormente se buscaría también erradicar a las plantas invasoras.

El jerarca destacó la importancia que tiene para la actual administración la erradicación de especies invasoras, especialmente a la luz del informe presentado este lunes por expertos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en el cual advierten que un millón de especies están amenazadas de extinción y el ritmo se acelera.

Los autores del documento decidieron crear un ranquin con los cinco impulsores directos del cambio en la naturaleza con los mayores impactos globales relativos hasta el momento, entre los cuales se encuentran las especies exóticas invasoras.

Para los expertos, los culpables son: (1) cambios en el uso de la tierra y el mar; (2) explotación directa de organismos; (3) cambio climático; (4) contaminación y (5) especies exóticas invasoras.

“De ahí que nosotros en esta administración, hayamos tomado en serio la erradicación de especies exóticas”, expresó Rodríguez.

Si bien aún no hay una metodología definida, el ministro descartó por completo que sea posible traer alguno de estos animales a suelo continental costarricense.

“No vamos a traer ningún animal a continente. Son especies introducidas y se van a eliminar, de una manera racional y justa”, indicó.

El ministro también aseguró que existen “una serie de salvaguardas que se utilizan en todo este tema y que tienen que ver con los derechos de animales, no va a ser diferente a como sacrificamos a un animal para consumo humano”.

En la actualidad se trabaja en el diseño del proyecto para la erradicación de las especies invasoras. Cuando se cuente con la propuesta final, se procedería a buscar el financiamiento necesario para la puesta en práctica del plan, para lo cual Rodríguez estima que serán necesarios unos $6.000.000 (aproximadamente ¢3.588.000.000)