Medio Ambiente

Más comunidades participan en gestión de servicios de parques nacionales para fortalecer sus economías

Sinac impulsa plan en 10 localidades para luego concesionar entre vecinos organizados servicios como administración de parqueos, venta de artesanías, alimentos y servicios de guía

La cercanía de comunidades con parques nacionales y otras áreas silvestre protegidas afianza cada vez más un modelo económico al servicio de esas poblaciones y que las autoridades procuran incentivar.

El Ministerio de Ambiente y Energía y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) confirmaron planes para adiestrar a vecinos organizados que vivan cerca de una atracción natural con la meta de que adopten la gestión de algunos servicios bajo criterios de conservación.

Aparte de generar empleo y dinamizar economías regionales, este arreglo interesa a las autoridades al involucrar a los vecinos como aliados en el cuido de la biodiversidad de la cual también se sirven económicamente.

Este jueves, por ejemplo, Sinac anunció que alista la concesión de servicios no esenciales para reactivar la economía y generar empleo en las comunidades aledañas al Monumento Nacional Guayabo en Turrialba (Cartago).

Los preparativos, informó la entidad en un comunicado, han incluido capacitación de emprendedores de la tienda de artesanías, mejoras en el puente sobre la quebrada Chanchera, el mirador al sitio arqueológico, senderos, servicios sanitarios, caseta de atención a visitantes y los ranchos del área de almuerzo ahora con agua potable.

Además, ya se autorizo a turoperadoras locales para la realización de visitas guiadas en el monumento y se cuenta con servicio de guía comunal para el sendero principal “Los Montículos” el cual atraviesa el sitio arqueológico, el mirador al sitio arqueológico y el sendero natural “Los Cantarillos”.

Al acoger al sector privado como socio en las operaciones de los parques, el Sinac indirectamente amplía la base económica de la región en general y de las comunidades próximas a estos imanes turísticos.

El plan

Rafael Gutiérrez Rojas, director de Sinac, confirmó que actualmente se trabaja en 10 comunidades en labores de capacitación para que luego administren un “paquete completo” de gestión de servicios no esenciales.

Esto contempla, indicó Gutiérrez, concesionarles servicios tales como administración de parqueos, venta de artesanías, alimentos y servicios de guía en las zonas de influencia de las Áreas Silvestres Protegidas.

El funcionario mencionó que la Asociación Costa Rica por Siempre y la Iniciativa para la Financiación de la Biodiversidad (Biofin) ya colaboran en la elaboración de estudios técnicos previos sobre mercado y características de los servicios a brindarse (así como su viabilidad técnica) con información que aporta y sistematiza personal técnico distribuido en las 11 Áreas de Conservación del Sinac.

Sitios donde se buscaría reproducir el proceso en Guayabo incluyen comunidades cerca del Parque Nacional Braulio Carrillo, otras en Puriscal por el Parque Nacional La Cangreja y el sector de Uvita (Puntarenas) vecino del Parque Nacional Marino Ballena.

También apunta a poblaciones en el área de influencia del Parque Nacional Volcán Tenorio entre las provincias de Alajuela y Guanacaste, del Parque Nacional Volcán Rincón de la Vieja y la Reserva Santa Elena (Monteverde, Guanacaste); al igual que las del Parque Nacional Volcán Poás (Alajuela) y Parque Nacional Volcán Irazú (Cartago).

De igual modo, afianzar el involucramiento del pueblo en el Parque Nacional Tortuguero en Limón y las fuerzas vivas alrededor del Parque Nacional Volcán Arenal (Alajuela); entre otros.

Escaparate comunal

También el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) impulsa a las propias comunidades como parte de los atractivos turísticos entre sus acciones para recuperar la actividad turística luego de la afectación sufrida por la pandemia.

A finales de abril, el ICT anunció la divulgación de una serie de filmes cortos titulada Una mirada hacia adentro que se realizaron en pueblos en todo el país por la productora Wondermore y que procuran remozar la imagen del turismo nacional por medio de una narrativa emocional donde se explota la identidad a las comunidades visitadas.

A nivel temático, la producción audiovisual explora cinco necesidades humanas distribuidas en cinco destinos cerca de parques nacionales o áreas de conservación, explicó el ICT. La idea nació durante la pandemia como una ruta de ayuda para vecinos dependientes de estos atractivos.

Los cortos de 10 a 15 minutos se titulan Comunidad (destino Monteverde en Puntarenas), Empatía (en el Caribe Sur en Limón), Resiliencia (Chirripó en Pérez Zeledón), Libertad (Golfo Dulce en Guanacaste) y Asombro (península de Osa también en Puntarenas).

Aparte de mostrar las bellezas de cada lugar, lo cortos invitan a visitar cada destino lo cual indirectamente fomentará el consumo de los servicios y productos de las comunidades elegidas.

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.