Lucía Astorga.   2 diciembre, 2018
40 nuevos módulos de reciclaje fueron instalados en distintas partes del parque La Sabana, como parte del proyecto de rearborización que se realiza en el pulmón verde de la capital. Foto: Icoder / Scotiabank

El sábado pasado fueron instalados 40 nuevos módulos de reciclaje en el parque metropolitano La Sabana, con el fin de educar a los visitantes sobre la necesidad de separar los residuos correctamente.

Las estaciones de recolección de residuos están hechas a partir de la madera de árboles extraídos de La Sabana como parte del proyecto de rearborización que se desarrolla en el parque desde hace más de 8 años.

Miden 1,5 metros de ancho por 1,8 metros de alto; cada una cuenta con dos módulos diferentes de reciclaje para la separación de los residuos: plástico, aluminio, vidrio y ordinarios.

Las estaciones para recolección de residuos, están hechas de madera de árboles extraídos del parque metropolitano. Foto: Icoder / Scotiabank

“Los estudios técnicos realizados al inicio del proyecto de rearborización determinaron la necesidad de sustituir el 50% de los árboles existentes en La Sabana, en su mayoría de especies exóticas, con daños físicos o muertos; y sustituirlos con cinco mil nuevos individuos de especies nativas", indicó Vivian Ortega, del Departamento de Planificación del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder).

"Desde entonces, se consideró que la madera extraída, que califique como aprovechable, se destinaría a la fabricación de mobiliario para ser reutilizado en los distintos parques del Icoder. Los módulos de reciclaje que ahora se colocan son parte del producto del proceso de rearborización y están orientados a incentivar en los visitantes una adecuada gestión de residuos sólidos”, añadió.

El material se procesa en los aserraderos de la Universidad Nacional (UNA), para posteriormente ser trasladado al Centro de Atención Semiinstitucional (CAI) San Luis del Ministerio de Justicia, ubicado en Santo Domingo de Heredia, donde un grupo de privados de libertad se encarga de construir mesas de picnic, basureros y rótulos, informaron las autoridades por medio de un comunicado.

“Con la colocación de los módulos de reciclaje promovemos el correcto manejo de los residuos entre los usuarios de La Sabana. Este es otro resultado positivo del Proyecto de Rearborización que trabajamos en coordinación con el Icoder. Ahora, tras ocho años de intervención, tenemos un parque con una mayor diversidad, propia de un bosque natural, y mucho más seguro para los visitantes”, comentó Rocío Zamora, gerente de Relaciones Públicas de Scotiabank.

El próximo año se espera seguir con la instalación de más módulos de reciclaje en el parque.

En la jornada de instalación de las estaciones, participaron 40 voluntarios de empresas como el Hotel Crown Plaza, Spoon y el Bufete Batalla, que también donaron insumos, como pintura, para el acabado de las estructuras.