AFP . 3 mayo
Fotografía de archivo tomada el 1.° de diciembre del 2015 que muestra a un hombre que pasea con una máscara por las calles contaminadas de Pekín (China).Archivo LN
Fotografía de archivo tomada el 1.° de diciembre del 2015 que muestra a un hombre que pasea con una máscara por las calles contaminadas de Pekín (China).Archivo LN

El impuesto sobre el carbono, fijado en cerca de $70 por tonelada de CO2 emitida, es el instrumento más eficaz para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, considera el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe publicado este viernes.

El acuerdo de París, adoptado en diciembre del 2015 por cerca de 200 países, busca limitar la subida de las temperaturas globales a 2 °C respecto a la era preindustrial.

“El objetivo de los 2 °C exigiría reducir las emisiones de carbono en un tercio de aquí a 2030 y un impuesto mundial sobre su emisión de unos $70 por tonelada”, escribe en un texto común Christine Lagarde, la directora general del FMI, y Vitor Gaspar, responsable de asuntos presupuestario del Fondo.

Según ellos, hay "un consenso cada vez más amplio" sobre el hecho de que el impuesto sobre el carbono, destinado a frenar las energías fósiles y sus emisiones contaminantes, es "el instrumento de atenuación más eficaz".

Esa tasa permite reducir el consumo de energía, movilizar financiación privado e impulsar el uso de energías más limpias, según el FMI.

"También ofrece más ingresos necesarios", explica el organismo, que afirma que ese dinero se podría utilizar para reorientar las finanzas públicas para que respalden un crecimiento duradero y compartido por el mayor número de países.

En su informe, el FMI indica que en China, el país más contaminante del planeta, en India y en Sudáfrica, un impuesto sobre el carbono de solamente $35 reduciría en un 30% las emisiones de gases de efecto invernadero, ya que esos Estados recurren de forma intensiva al carbón, una energía muy poco limpia.