31 julio, 2016

Con la idea de constituirse en la primera parroquia ecológica del mundo y, al mismo tiempo responder a un llamado del papa Francisco y de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, los los feligreses de Tres Ríos, en el cantón de La Unión, se han apoderado de las calles de su ciudad y están ayudando a los romeros a hacer un manejo adecuado de los desechos.

Desde el pasado viernes 29 de julio y hasta hoy domingo, 450 voluntarios permanecen en distintos puestos de recolección, ubicados en la ruta hacia la basílica de Los Ángeles, explicó el sacerdote Gustavo Monge, de la parroquia Nuestra Señora del Pilar.

Allí se les explica a los peregrinos que deben depositar sus residuos en recipientes clasificadores, los cuales están identificados con colores, según su tipo: orgánicos, ordinarios, plástico y tetra pak y aluminio.

“Nuestro proyecto, denominado Tres Ríos peregrina verde , en colaboración con la Municipalidad de La Unión, busca crear conciencia entre las personas de cuidar nuestra casa común, que es nuestro planeta, como lo dijo el Papa en su última encíclica Laudato si . Queremos un Tres Ríos libre de desechos y la romería es un momento propicio para hacer conciencia”, manifestó el párroco.

Según dijo, con estas acciones la parroquia desea ganar la bandera azul ecológica. Este año, participará en la categoría de eventos y luego, en la modalidad Eclesial Ecológica , dirigida a las iglesias de cualquier religión.

Los operativos de educación y limpieza por parte de los feligreses continuarán durante el 1.° y 2 de agosto, pero ya como parte del proyecto nacional EcoRomería .

Este programa es encabezado por la Cruz Roja Costarricense y respaldado por el Ministerio de Salud, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y las municipalidades de Cartago, San José, Curridabat, Montes de Oca, La Unión y Desamparados.

El dinero recaudado en ambas iniciativas, con la venta de lo que se recicle, se destinará a la Cruz Roja Costarricense.

Fotos: Gesline Arango