Dinero recaudado se usará para adquirir 300 equipos de protección

Por: Michelle Soto 12 marzo, 2015
El dinero servirá para comprar equipo de protección. | MARIO ROJAS
El dinero servirá para comprar equipo de protección. | MARIO ROJAS

Los usuarios del servicio celular de Kölbi podrán enviar mensajes de texto y así sumarse a la lucha contra los incendios forestales en el país.

Al enviar un mensaje con la palabra “evita” al código 2511, la persona estará donando ¢300. Si lo manda al código 2512, su contribución será de ¢500.

El dinero recaudado servirá para comprar 300 equipos de protección, los cuales constan de casco, protector facial, guantes, pantalón y una camisa –prendas elaboradas con material aislante del fuego–, gafas antihumo y botas de cuero. Para ello, es necesario recaudar ¢37,5 millones, pues cada equipo está valorado en ¢125.000.

“La donación es una oportunidad que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) brinda a Costa Rica, por cuanto permitirá dotar de equipos de protección personal a los bomberos forestales. Ellos son voluntarios de las comunidades cercanas a las áreas silvestres protegidas, personas que ayudan, año con año, en acciones de prevención y control del fuego”, comentó Luis Diego Román, coordinador de la Comisión Nacional sobre Incendios Forestales (Conifor).

El periodo para enviar mensajes está activo desde el 10 de marzo hasta el 15 de abril.

El dinero recaudado será administrado por la Asociación ProParques, organización no gubernamental que apoya al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

Este sistema de donación mediante mensajes de texto se enmarca en la campaña Un verano sin incendios forestales , que es una iniciativa de Conifor y ProParques, con el apoyo de Ojalá Comunicación. Esta cuenta con el financiamiento del Programa de Pequeñas Donaciones, del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF/ PNUD).

El 99% de los incendios forestales son causados por el ser humano, sobre todo por vandalismo y venganza. De ese total, el 43% se debe a descuidos ocurridos mientras se realizan quemas agrícolas.