Lucía Astorga.   13 junio
Solamente se permitiría el uso de poliestireno expandido cuando sea absolutamente necesario para conservar o proteger los productos, en embalajes de electrodomésticos y para uso industrial. Foto: Archivo

Con 40 votos a favor fue aprobado este jueves, en segundo debate, el proyecto de ley que prohíbe la importación, comercialización y entrega de envases, así como recipientes, hechos a partir de poliestireno expandido (estereofón).

Se trata del expediente N.° 19.833, el cual establece una serie de reformas a la Ley para la Gestión Integral de Residuos, del 24 de junio del 2010.

El primero de estos cambios es la adición de un artículo 42 bis, que además de prohibir los productos de estereofón en cualquier establecimiento comercial, también plantea tres excepciones puntuales: los casos en los que, por cuestiones de conservación o protección de los productos, no sea ambientalmente viable el uso de materiales alternativos; los embalajes de electrodomésticos y afines, y los usos industriales.

La prohibición empezará a regir 24 meses después de la entrada en vigencia de la ley, según lo establecido en el transitorio XIII.

“Dentro de los 24 meses mencionados en el presente artículo, el Estado promoverá e incentivará la reconversión productiva de las industrias dedicadas a la importación y fabricación de recipientes, envases o empaques elaborados con poliestireno expandido, fomentando el desarrollo de alternativas productivas más amigables con el ambiente”, indica el texto.

Para poder alcanzar este planteamiento, agrega que “dichas industrias tendrán la posibilidad de acceder al crédito para su desarrollo”.

Otras medidas

El transitorio XIV, por otro lado, ordena que dentro “de los seis meses posteriores a la publicación de esta reforma, el Ministerio de Salud deberá incluir en la política nacional y en el Plan Nacional de Gestión Integral de Residuos, un plan nacional para incentivar la sustitución paulatina de los recipientes, envases o empaques de poliestireno expandido por otros de materiales distintos”.

La diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC) y presidenta de la Comisión de Ambiente, Paola Vega, dijo que la aprobación del proyecto “es un paso gigante para la salud pública, el ambiente y la economía del país, pues el estereofón genera gran contaminación”.

“Es común que el poliestireno se utilice como aislante térmico, que es un uso sostenible y apropiado. El proyecto únicamente contempla la prohibición en aquellos casos en que el material se desecha rápidamente”, añadió.

De manera similar se expresó el diputado del Frente Amplio (FA) José María Villalta.

"La aprobación de este proyecto es un paso importante hacia una gestión responsable de materiales contaminantes en Costa Rica. El estereofón es de los materiales más difíciles de manejar cuando se convierte en desecho. Es casi imposible de reciclar y su composición lo hace sumamente tóxico para el ambiente”, manifestó.

El proyecto de ley deberá pasar a manos del Poder Ejecutivo para su debida firma y posterior publicación en La Gaceta, para que la norma pueda entrar en vigencia.