Michelle Soto. 30 julio, 2016
El 30% de los turistas extranjeros que visita el país son pajareros. El turismo de avistamiento de aves viene creciendo en el país, al punto que se han diseñado rutas especiales para ello. | RAFAEL PACHECO /ARCHIVO
El 30% de los turistas extranjeros que visita el país son pajareros. El turismo de avistamiento de aves viene creciendo en el país, al punto que se han diseñado rutas especiales para ello. | RAFAEL PACHECO /ARCHIVO

En Costa Rica, en promedio, se observan 100 especies de aves en un día . Entonces, ¿cuántas podrían avistarse en un año?

La respuesta a esa pregunta es lo que busca el concurso Big Year Costa Rica, organizado por Costa Rica Birding, el cual agrupa a hoteles y operadores turísticos en una ruta diseñada especialmente para observar avifauna en el país.

El ganador del certamen es quien logre registrar el mayor número de especies. En otras palabras, esta persona será proclamada como el “pajarero del año”.

“Esta iniciativa busca despertar la pasión por nuestra avifauna para promover el turismo, la investigación y la conservación en nuestro territorio.

”Un listado de aves no es solo una simple lista de especies, esta puede ser la base para desarrollar acciones que beneficien a las comunidades a través del ecoturismo. También sirve para determinar el comportamiento de ciertas especies en época migratoria: si hay nuevas especies ingresando al país o si hay reducción de las poblaciones”, justifica Costa Rica Birding en el documento que detalla las bases del concurso .

El ganador será premiado con una estatuilla y con la oportunidad de hospedarse, por una semana, en tres de los mejores hoteles para avistar aves.

En el certamen podrán participar nacionales y extranjeros; solo deben inscribirse mandando un correo electrónico a: info@birdwatchingincostarica.com, con su nombre, cédula o pasaporte, edad, lugar de residencia y teléfono de contacto.

Reglas. El reporte puede corresponder a un sitio en particular o abarcar todo el país, incluyendo el mar territorial y patrimonial.

Eso sí, los participantes deberán respetar las zonas de acceso restringido establecidas por la legislación nacional.

Las listas se cotejarán contra la Lista Oficial de Aves elaborada por la Asociación Ornitológica Costarricense (AOCR), la cual en este momento reporta un total de 915 especies.

“No son válidas especies exóticas o en cautiverio; solo se permitirán registros de especies en estado natural. Tampoco cuentan los registros de captura para anillamiento”, se lee en las bases.

El concurso promueve buenas prácticas de observación, por lo que prohíbe el uso de grabaciones para atraer pájaros, ya que esto afecta su comportamiento. Tampoco se permite el uso de luz artificial que encandile a los animales silvestres.

La recopilación de datos de las observaciones concluirá el 31 de diciembre del 2016. Esta información deberá ser enviada a la organización, vía correo electrónico, a más tardar el 20 de enero del 2017.

El jurado realizará una preselección y podría pedirles a los finalistas más información. El ganador será anunciado y premiados en la primera semana de febrero del 2017.

Para más detalles, se puede consultar el reglamento del concurso en el sitio: www.birdwatchingincostarica.com .