Por: Ivannia Varela.   7 septiembre
En cada parque existe un reglamento que los dueños de mascotas deben cumplir para una sana convivencia. Este parque está en Mata Redonda. Foto cortesía Municipalidad de San José.

Los vecinos del cantón central de la capital, ya cuentan con dos espacios para llevar a sus perros a pasear, ejercitarse y socializar con otros canes y personas.

Uno de ellos se localiza en el parque Bellavista, en Rohrmoser y el otro en el parque Nacionalidad Costarricense, en Mata Redonda (ubicado 600 metros al sur de la Contraloría General de la República).

Ambas instalaciones, ubicadas y debidamente cercadas dentro de esas áreas recreativas, fueron inauguradas este viernes por parte de la Municipalidad de San José y líderes comunales de esos barrios.

La inversión alcanzó los ¢25.000.000 y según explicó el alcalde Johnny Araya, se espera que el modelo pueda replicarse en otros distritos.

La participación de los vecinos fue crucial para materializar los proyectos, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de las mascotas y respaldar la tenencia responsable de animales.

Parque canino en Mata Redonda, inaugurado este viernes. Foto cortesía Municipalidad de San José

“Estamos muy agradecidos con la municipalidad que escuchó las necesidades de un barrio (...) Los vecinos nos estamos organizados para mantener limpio el parque, libre de desechos, moscas, basura (...)”, comentó Luis Ortíz, quien vive en Rohrmoser.

Para lograr una sana convivencia entre animales y personas, en cada uno de los espacios inaugurados este viernes funcionará un reglamento. Por ejemplo, se prohíbe el ingreso de hembras en celo y de perros con collares de púas o dientes.

Además, las mascotas deben estar bajo vigilancia de sus acompañantes en todo momento y estos están obligados a recoger y disponer los excrementos. Si un perro se muestra agresivo, inmediatamente tiene que abandonar el lugar.

Cada parque cuenta con zonas verdes, áreas de hidratación y bancas especiales con anclajes, además de juegos diseñados para los perros.