Irene Rodríguez. 21 agosto
Esta es una de las botellas con la imagen de la campaña
Esta es una de las botellas con la imagen de la campaña "Costa Rica en una botella". Fotografía: VICAL para LN

Utilizar y reutilizar envases de vidrio y reciclarlos para su uso en otras formas es una medida para ayudar al planeta, pues sus residuos son menos contaminantes que el plástico.

Para motivar el uso de este material, el Grupo Vidriero Centroamericano (Vical) y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) lanzaron la campaña “Costa Rica en una botella de vidrio”, que busca rescatar imágenes de parajes naturales en nuestro país puestos en una botella.

La mayoría de las imágenes elegidas para mostrar a Costa Rica fueron capturadas por el fotógrafo Sergio Pucci. Entre ellas destacan áreas de reserva natural absoluta como el Parque Nacional Tapantí en Cartago, el Parque Nacional Marino Ballena en Puntarenas, playa Cocles en Puerto Viejo, Limón, laguna de Botos en Poás de Alajuela, llanos de Cortés ubicado en Bagaces, Guanacaste y la Reserva Nacional Cabo Blanco en Cóbano de Puntarenas.

Estas piezas creativas ya pueden apreciarse en vallas, pantallas electrónicas y mupis en diferentes puntos del Valle Central y en redes sociales.

Datos de Vical señalan que durante el 2017 se recuperaron más de 103 mil toneladas métricas de envases de vidrio en la región centroamericana y en lo que va a junio del 2018 ha sobrepasado las 49.000 toneladas métricas.

En Costa Rica, del total de envases de vidrio producidos en el mes de junio y que fueron utilizados para abastecer el mercado nacional, el 87% fue recuperado y reciclado para la fabricación de nuevos envases.

Importancia del uso del vidrio
El parque Tapantí también es mostrado en este campaña. Fotografía: VICAL para LN
El parque Tapantí también es mostrado en este campaña. Fotografía: VICAL para LN

¿En qué otras maneras podemos utilizar el vidrio? Los especialistas recomiendan utilizar envases de este material para consumir bebidas y alimentos y también para guardarlos. La cerámica es otra buena opción.

La razón es que, a diferencia de otros materiales, el vidrio y la cerámica no interactúan químicamente con el contenido, por lo que los compuestos del recipiente no migran hacia los alimentos. Ese proceso de traslado se acelera cuando el envase se calienta o transcurre el tiempo en que la comida está en contacto con este.

Además, a diferencia de los envases hechos con otros materiales, por lo común de un solo uso, el de vidrio es reutilizable para múltiples ocasiones y, una vez cumplido su ciclo de vida, es reciclable.

Es reutilizable porque puede emplearse en más de una ocasión, de la misma forma y para el mismo propósito. Es reciclable porque, por ejemplo, una botella puede fundirse para crear otra. Todo envase de vidrio –retornable o no– es 100% apto para este proceso.

Por esta razón, se pide a las personas reciclar los envases de vidrio cuando ya cumplan con su uso. Regresar los envases o botellas a centros de acopio es una posibilidad.