7 septiembre, 2008
 En 1998, Larry Page y Sergey Brin crearon este nuevo motor de búsqueda en Internet, que hoy da empleo a unas 20.000 personas. | AFP
En 1998, Larry Page y Sergey Brin crearon este nuevo motor de búsqueda en Internet, que hoy da empleo a unas 20.000 personas. | AFP

San Francisco, EE. UU. dpa. Hace diez años, Google era solo la versión mal escrita de un oscuro término matemático del que unos pocos habían oído hablar.

Pero, el 7 de setiembre de 1998, dos graduados de la Universidad de Stanford, en EE. UU., crearon una empresa con ese nombre basándose en un nuevo concepto de cómo lograr que las búsquedas por Internet fueran más adecuadas al analizar los links con otras webs.

Así surgió una de las carreras ascendentes más meteóricas en la historia de las corporaciones de EE. UU., plasmada en una empresa altamente rentable, que mueve unos $150.000 millones por año.

Sin embargo, Google enfrenta muchos desafíos a medida que intenta seguir su crecimiento.

La empresa depende en un 90% de la publicidad que aparece cuando se realizan búsquedas.

Sus críticos le reprochan que abusa de su posición dominante en la web para entrometerse en la privacidad del usuario.

El décimo aniversario encuentra a Google dando importantes pasos para consolidar su posición como empresa de tecnología dominante a nivel mundial, al proveer a los usuarios de herramientas cada vez más interesantes.

El lanzamiento esta semana del Google Chrome, el primer navegador web de la empresa, reafirma la ambición de trasladar la mayor parte de las funciones del escritorio a la web. De este modo socava el terreno de su gran rival Microsoft.

Los observadores del proceso Google vaticinaron que la empresa produciría su propio browser.

Sin embargo, Eric Schmidt, el director ejecutivo incorporado a Google por sus fundadores Sergey Brin y Larry Page para proveer “supervisión adulta”, demoró constantemente el proyecto.

Lo hizo así hasta considerar que la empresa estaba madura como para enfrentar esa iniciativa.

La compañía registra hoy ingresos anuales por encima de los $20.000 millones y su crecimiento es del 35%

Además, se destaca por una gama de aplicaciones por Internet que necesitan un navegador creado para ello.

En octubre del año 2006, Google adquirió por una suma de $1.650 millones la famosa página de videos YouTube.