Por: Agencia AFP.   6 marzo

Miami. SpaceX efectuó este martes de madrugada el lanzamiento número 50 del cohete Falcon 9, cifra que marca un hito por la rapidez con la que la compañía aeroespacial estadounidense logra repetir sus viajes al espacio.

El cohete, que transportaba un satélite de telecomunicaciones y banda ancha de la empresa española Hispasat destinado a cubrir Europa y el noroeste de África, despegó como estaba programado desde una base de Cabo Cañaveral, en Florida.

El cohete SpaceX Falcon 9 despega este martes 6 de marzo del 2018 desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, Florida. El cohete transporta el satélite de comunicaciones Hispasat 30W-6. Foto: AP
El cohete SpaceX Falcon 9 despega este martes 6 de marzo del 2018 desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, Florida. El cohete transporta el satélite de comunicaciones Hispasat 30W-6. Foto: AP

El satélite fue puesto en órbita geoestacionaria (a 36.000 kilómetros de altitud) tras 33 minutos de vuelo, anunció SpaceX.

"Con seis toneladas y casi el tamaño de un autobús de ciudad, será el satélite geoestacionario más grande que hemos transportado", afirmó previamente Elon Musk, el carismático director ejecutivo de SpaceX, en Twitter.

El primer vuelo del Falcon 9 tuvo lugar en el 2010 y, desde entonces, la compañía con sede en California se ha convertido en la transportadora de suministros a la Estación Espacial Internacional y ha lanzado satélites comerciales y hasta cargas secretas del gobierno estadounidense.

SpaceX trata de reducir los costos de los vuelos espaciales mediante la reutilización de las partes más caras de los aparatos, en vez de arrojarlas al océano tras cada lanzamiento. Eso se puede lograr porque el SpaceX puede aterrizar de forma vertical en terreno sólido o en plataformas sobre el mar.

Sin embargo, este martes SpaceX anunció no haber intentado realizar esta maniobra debido a las malas condiciones meteorológicas.