11 febrero
El buque de carga ruso Souz 2,1A sigue en la plataforma de lanzamiento en la central espacial de Rusia, en Baikonur, Kazajstán. Fotografía de la agencia espacial Roscosmos vía la agencia AP.
El buque de carga ruso Souz 2,1A sigue en la plataforma de lanzamiento en la central espacial de Rusia, en Baikonur, Kazajstán. Fotografía de la agencia espacial Roscosmos vía la agencia AP.

Rusia canceló el domingo el lanzamiento de una cápsula de carga no tripulada que debía llevar toneladas de suministros a la Estación Espacial Internacional.

Los preparativos para el lanzamiento de la nave espacial Progress desde el complejo de Baikonur, en Kazajistán, parecían avanzar sin problemas hasta menos de un minuto antes de la hora prevista para el despegue.

Roscosmos, la agencia espacial rusa, explicó que la operación se canceló por un comando automático, que estaba siendo investigado. El lanzamiento fue reprogramado para el martes, agregó.

No se informó de inmediato sobre los motivos de la suspensión, ni estuvo claro cuándo se realizará un nuevo intento.

La cápsula rusa lleva combustible, alimentos y otros suministros a la EEI. Esta misión iba a probar una nueva ruta más rápida hasta la estación orbital, anclándose al laboratorio 3,5 horas después de su partida y tras dar apenas dos vueltas alrededor de la Tierra.

A bordo de la EEI hay en este momento seis astronautas: dos rusos, tres estadounidenses y un japonés.