Lucía Astorga. 9 marzo
Así lucía el radar Doppler del Ovsicori, antes de que robaran sus paneles solares y baterías, dejándolo completamente inutilizado. Foto: Cortesía para LN
Así lucía el radar Doppler del Ovsicori, antes de que robaran sus paneles solares y baterías, dejándolo completamente inutilizado. Foto: Cortesía para LN

El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) denunció este sábado el robo de los paneles solares y baterías que alimentaban de fluido eléctrico al radar Doppler, que monitorea la presencia de ceniza en las cercanías del volcán Turrialba.

El presunto hecho delictivo fue dado a conocer por el vulcanólogo e investigador Geoffroy Avard, del Ovsicori, tras una inspección al sitio, luego de que el equipo dejara de funcionar desde hace una semana.

“Al momento es experimental (el radar) y se usa para la investigación, no es totalmente confiable, pero estamos trabajando en un proyecto internacional con Alemania sobre este radar, para mejorar su capacidad de detección de la ceniza de los volcanes”, dijo el experto a La Nación.

Vandalismo. De las cosas tristes para un investigador es llegar a dar mantenimiento a una estación de monitoreo y que esta haya sido vandalizada. El Dr. Geoffroy Avard lo descubrió al llegar al Radar Doppler ubicado al pie del Volcán Turrialba. Cuidemos de estas estaciones, son para el bien de todo el país.

Posted by OVSICORI-UNA on Saturday, March 9, 2019

El dispositivo, que fue adquirido con fondos del Ovsicori, tiene casi dos años de antigüedad y esta sería la primera vez que sufre por vandalismo. Avard estimó su valor en unos $70.000.

Según el científico, la mayor frecuencia de personas, que ingresan de forma ilegal el Parque Nacional Volcán Turrialba, habría incidido en el robo de este equipo y en otros actos criminales que se habrían presentado desde hace varios meses en esa misma estación de monitoreo.

La misma está ubicada dentro del radio de tres kilómetros alrededor del cráter, cuyo acceso está prohibido al público.

Un riesgo para la seguridad
Estación multigas parcialmente vandalizada. El Ovsicori la ha ido arreglando luego quedar totalmente destruida hace algunos meses. Cortesía para LN
Estación multigas parcialmente vandalizada. El Ovsicori la ha ido arreglando luego quedar totalmente destruida hace algunos meses. Cortesía para LN

Esta no es la primera vez que algo así ocurre con los equipos del Ovsicori en el Turrialba.

“No tenemos ningún monitoreo de gas en el Turrialba desde hace ya varios meses, porque nos robaron todo los equipos de la estación multigas”, advirtió Avard. La estación multigas estaría valorada entre los $20.000 y $30.000.

La extracción de este equipo también representó la pérdida de la información que se había recabado.

"El punto no es tanto cuánto vale. Esta plata no la pueden recuperar, es imposible, porque no sirve para otra cosa que para hacer aquello para lo cual fue creado: detectar la ceniza o medir la concentración de gas en la pluma del volcán.

“No hay nadie para comprarlo. Entonces, es una plata perdida para todos”, recalcó.

La pérdida de estos equipos también tienen un impacto en la seguridad de los habitantes de la zona, ya que representan un debilitamiento en la capacidad del Ovsicori para evaluar la salida de gases, su concentración o si hay emisión de ceniza.

“Estamos en proceso de pensar en abrir el parque nacional, si no se puede hacer ningún monitoreo del volcán, será imposible proceder. Se necesita adentro del volcán un área de monitoreo, caso contrario, no se podrá permitir el ingreso de personas, debido a la incapacidad de evaluar su peligrosidad”, indicó.