Irene Rodríguez. 22 julio
Con la ayuda de drones, estudiantes y científicos pusieron este domingo a volar satélites en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Costa Rica, en Cartago. El evento contó con la participación de alumnos de diferentes carreras y sedes de esa casa de estudios. Foto: Jorge Rendón
Con la ayuda de drones, estudiantes y científicos pusieron este domingo a volar satélites en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Costa Rica, en Cartago. El evento contó con la participación de alumnos de diferentes carreras y sedes de esa casa de estudios. Foto: Jorge Rendón

Satélites cuyo tamaño no excede el de una lata de refresco fueron los protagonistas, la mañana de este domingo, del evento CanSat BootCamp Costa Rica, donde estudiantes de primer y segundo año del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) pusieron a volar estos dispositivos con la ayuda de un dron.

En total, cinco satélites fueron puestos a prueba en el campo de fútbol de esta casa de estudios en Cartago.

A pesar de su diminuto tamaño, estos satélites tienen una composición compleja: todos cuentan con una cámara, un GPS, sensores de humedad y temperatura y una antena de radio para comunicarse con la Tierra.

El evento comenzó con un taller en el que los estudiantes elaboraron los aparatos, denominados CanSats. Este nombre es formado por las palabras en inglés “can” (lata) y “sat” (diminutivo de satélite).

Alrededor del mundo, los CanSats son utilizados como herramienta para aprender sobre el diseño, manufactura y operación de satélites espaciales.

La actividad fue desarrollada por el Laboratorio de Sistemas Espaciales (SETEC-Lab) del ITCR y la empresa Imagine XYZ. El evento también contó con el patrocinio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la empresa Intel. Además, este bootcamp tuvo el apoyo de organismos internacionales como Global Shapers, Unisec-México y Sulá Batsú.

De acuerdo con los organizadores, uno de los objetivos es motivar a los jóvenes para que se interesen en los temas aeroespaciales.

“Con este taller continuamos nuestro trabajo en la formación de recursos humanos para desarrollar más proyectos satelitales que beneficien al país”, comentó Marco Gómez, investigador asociado del SETEC-Lab.

Este es uno de los CanSats que se pusieron a volar la mañana de este domingo, en las instalaciones del ITCR en Cartago Foto: Jorge Rendón
Este es uno de los CanSats que se pusieron a volar la mañana de este domingo, en las instalaciones del ITCR en Cartago Foto: Jorge Rendón

Esta actividad también promovió la paridad de género, pues incluyó a 12 muchachas y 13 hombres. Esto es parte de los objetivos de acercar a la mujer a las ciencias y ayudar a cerrar la brecha de género que hay en diferentes áreas de ese campo. También se impulsó la participación de estudiantes de diferentes sedes, para que las zonas rurales se vieran representadas.

“El CanSat Bootcamp es la primera iniciativa de este tipo en Costa Rica y se decidió empezar con un enfoque de equidad de género, por lo que contamos con la participación de chicas que forman parte del Programa TICas de Sulá Batsú y estudian en las sedes del Tec (sic) en Limón y San Carlos, logrando así una participación balanceada entre mujeres y hombres”, expresó Esteban Martínez, investigador del SETEC-Lab.

Martínez añadió que el evento sirvió como marco de preparación para el Hackathon femenino, el cual se desarrollará próximamente en Limón y se enfocará en el uso de tecnología satelital.