Irene Rodríguez. 5 diciembre
Centro de Operaciones Bomberos F5, Santo Domingo de Heredia. Anuncio y entrega del premio Premio Nacional de Ciencia y Tecnología, Dr. Clodomiro Picado. El ganador fue el científico Hugo Hidalgo. Fotos Melissa Fernández
Centro de Operaciones Bomberos F5, Santo Domingo de Heredia. Anuncio y entrega del premio Premio Nacional de Ciencia y Tecnología, Dr. Clodomiro Picado. El ganador fue el científico Hugo Hidalgo. Fotos Melissa Fernández

¿Cómo actúa el cambio climático? ¿Cuál es el peso de la acción humana sobre esta condición y cuáles serán las posibles consecuencias? Estas son, precisamente, las preguntas que el doctor en Hidrología, Hugo Hidalgo León, se ha planteado durante décadas y a las cuales ha dedicado sus investigaciones.

Por su arduo trabajo en este campo, Hidalgo fue reconocido este miércoles con el Premio Nacional de Ciencia Clodomiro Picado Twight 2018, un galardón que se otorga al costarricense cuya trayectoria científica ha dejado huella en el desarrollo y conocimientos del país.

“Como me intereso por el estudio de las aguas, el comportamiento de estas se manifiesta mucho en el clima. Cuando fui a realizar mis posgrado, en 1996 (en la Universidad de California en Los Ángeles, UCLA), el fenómeno de El Niño se estaba comenzando a estudiar de una manera más fuerte. Entonces conseguí fondos para estudiar las implicaciones y ver que sí es una amenaza real y sí es causada por nosotros”, dijo a La Nación Hidalgo, quien comenzó su vida académica como ingeniero civil antes de enamorarse de la Hidrología y la Física.

Hidalgo dirige el Centro de Investigaciones Geofísicas de la Universidad de Costa Rica y es coordinador de la maestría en Hidrología de esa misma casa de estudios. Además, es profesor e investigador de la Escuela de Física de dicha casa de estudios.

El acta del jurado le otorga el galardón “porque sus aportes proveen un mejor entendimiento de los procesos hidroclimatológicos relacionados con la variabilidad y el cambio climático”.

Entender mejor el cambio climático
Hugo Hidalgo asistió con su familia a la ceremonia de premiación. En la fotografía posa con su esposa Angie Serrano y sus hijos Isabella y Hugo. Fotos Melissa Fernández
Hugo Hidalgo asistió con su familia a la ceremonia de premiación. En la fotografía posa con su esposa Angie Serrano y sus hijos Isabella y Hugo. Fotos Melissa Fernández

Hidalgo ha destacado en investigaciones sobre el cambio climático y cuál sería su impacto en diferentes escalas de tiempo y espacio. La mayoría de los estudios los realiza desde el Centro de Investigaciones Geofísicas.

El tema que más le ha interesado en los últimos años es el de las sequías, ya que aquí se demuestra el impacto real del cambio climático sobre las aguas.

Uno de sus primeros estudios en el tema se dedicó a analizar la humedad y temperatura de los anillos de los árboles. Esto presenta una gran herramienta de investigación. Algunos árboles pueden vivir cientos e incluso miles de años, por lo que al tomar muestras de ellos se puede tener un registro histórico del clima.

El científico también participó de proyectos que analizaron el rol de la temperatura del aire en los incendios forestales. Entre más caliente sea esta temperatura, hay mayor evaporación y transpiración de las plantas, y esto lleva a suelos más secos y con mayor propensión a más incendios forestales

“Encontré que, a partir de 1850, las sequía severas y sostenidas en el oeste de Estados Unidos empezaron a ser más severas”, destacó Hidalgo al dar su discurso.

Otra de sus investigaciones se enfocó en medir la “huella humana” que tiene el cambio climático específicamente en las aguas. Encontró que en algunas cuencas hay una señal inequívoca de la acción humana a partir de mediados de la década de 1980.

“Estoy particularmente interesado en las sequías, y por eso, en los últimos años, he investigado en el área conocida como el Corredor Seco Centroamericano (CSC), que en nuestro país corresponde a la provincia de Guanacaste. Junto con colegas de varias instituciones nacionales e internacionales hemos encontrado que los vientos alisios, que soplan de este a oeste en el mar Caribe, influyen grandemente en la aridez y las sequías en esta región”, enfatizó el científico al dar su discurso de aceptación del premio.

En entrevista con La Nación, Hidalgo agregó: “no solo la zona de Guanacaste, que es la que regularmente asociamos con El Niño se ve afectada, el Caribe también tiene mucha afectación. Es algo que debemos tomar en cuenta y seguir estudiando. Las grandes sequías son cíclicas, por lo que tenemos herramientas históricas para seguir estudiando”.

El Premio Nacional de Tecnología, que tradicionalmente se anuncia junto con el de Ciencia, fue declarado desierto en esta oportunidad.