Reconocimiento se entrega al Instituto y al investigador Daniel Janzen

Por: Monserrath Vargas L. 19 junio, 2014

Por sus contribuciones sobresalientes en la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales, el Instituto Nacional de la Biodiversidad (INBio) recibió el premio internacional Blue Planet Prize 2014.

El galardón es otorgado por la fundación japonesa Asahi Glass.

La institución costarricense compitió con otros 119 candidatos de 28 países, para ganar el reconocimiento.

El jurado de la fundación nipona les reconoció al INBio y al investigador Daniel Janzen (quien también se desempeña como investigador del Área de Conservación Guanacaste) “sus aportes en el sistema creado para la realización de inventarios de biodiversidad, el desarrollo de sistemas informáticos para la diseminación del conocimiento y la búsqueda de formas novedosas de utilización sostenible de la biodiversidad”.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Cada año, el premio se les otorga a personas o instituciones que con su labor contribuyen a conservar o restaurar el ambiente, o bien a afrontar problemas ambientales, como el calentamiento global, la destrucción de ecosistemas o la extinción de especies.

Al enterarse del galardón, Janzen manifestó: “Sin bioalfabetización, la naturaleza es solo una masa verde amenazante y hay pocas esperanzas de que coexista pacíficamente con nosotros.

”El INBio, el Área de Conservación Guanacaste y todos nosotros somos felices destinatarios de este reconocimiento, obtenido por décadas de intentar abrir las puertas de las áreas silvestres protegidas a una asociación no dañina con la humanidad”.

El presidente del INBio, Rodrigo Gámez, también se mostró complacido por la entrega de este premio.

“Esto nos motiva a continuar con mayor empeño nuestra labor, una tarea que realizamos de manera voluntaria como organización de la sociedad civil y que solo busca el beneficio de nuestra sociedad y la conservación de nuestra preciosa naturaleza”, expresó en un comunicado oficial.

Premio. El galardón será entregado a Gámez el 12 de noviembre. Los ganadores reciben un trofeo –cuyo diseño alude a la atmósfera y al agua de la Tierra– elaborado por el artesano de cristal japonés Kyoichiro Kawakami.

“A través de su estructura de cristal y de líneas simples, el trofeo evoca una imagen de un planeta limpio donde la humanidad es capaz de vivir armonía”, explicó la Fundación Asahi Glass.

Etiquetado como: