Aplicaciones Científicas

Estados Unidos festejó los 50 años del alunizaje en medio de una peligrosa ola de calor

En todo el país se realizaron diversos actos para conmemorar aniversario de la llegada de la humanidad a la Luna

La ola de calor que afecta a Estados Unidos este fin de semana no fue obstáculo para que personas de todo el país participaran en las celebraciones por los 50 años del alunizaje.

Por ejemplo, en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida, había una fila de autos de varios kilómetros el sábado por la mañana afuera del complejo de visitantes.

Mientras tanto, en Wapakoneta, Ohio, la ciudad natal del astronauta Neil Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna, se organizaron varias carreras llamadas Run to the Moon (Corre hasta la Luna).

Armstrong murió en 2012, dejando a Buzz Aldrin, de 89 años, y al piloto del módulo de mando, Michael Collins, de 88, para que encabezaran las celebraciones de medio siglo.

En la ciudad de Nueva York, los organizadores de los festejos mudaron a un hotel una fiesta de conmemoración, planeada originalmente para realizarse al aire libre, en Times Square, debido a la ola de calor.

Varios jóvenes se unieron allí al exastronauta del transbordador espacial Winston Scott, mientras una pantalla gigante mostraba el lanzamiento del cohete Saturn V con la tripulación del Apollo 11 en 1969.

Casi 150 millones de personas se ven afectadas por la ola de calor que afecta al país desde el medio-oeste hasta la costa atlántica, señaló Servicio Nacional de Meteorología (NWS por su sigla en inglés).

“Las temperaturas peligrosamente altas y la humedad podrían” afectar la salud “si no se toman precauciones”, advirtió el NWS. Los expertos también recomendaron a la población permanecer bien hidratada, prestar atención a las personas más frágiles como niños, ancianos y enfermos, permanecer adentro de las casas el mayor tiempo posible y no dejar menores y animales dentro de los autos.

Seis personas ya habrían muerto por esta causa, cuatro de ellas en el estado de Maryland, informó el canal WJZ, afiliado a CBS.

La ciudad de Nueva York abrió 500 centros refrigerados para que personas sin hogar o aire acondicionado puedan refugiarse del inclemente calor.

"El sábado será muy, muy malo, y también el domingo... Esto es serio", advirtió el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio.

De hecho, el triatlón de Nueva York previsto para el domingo fue cancelado por primera vez desde que se inauguró en 2001 debido al clima extremo.