Aplicaciones Científicas

Cohete no tripulado de Blue Origin aterriza exitosamente

Washington

La empresa estadounidense Blue Origin logró con éxito completar el cuarto vuelo y aterrizaje de ensayo de su cohete no tripulado y reutilizable, New Shepard.

Blue Origin es propiedad del jefe ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos.

El cohete despegó el domingo 19 de junio y luego de alcanzar la altitud prevista de 100 kilómetros – el límite entre la atmósfera terrestre y el espacio–se desarmó en sus dos partes: el lanzador y la cápsula diseñada para llevar personas al espacio para vuelos suborbitales.

Posteriormente, el cohete retornó a la Tierra con la ayuda de un paracaídas a una velocidad de 5 kilómetros por hora.

Blue Origin retransmitió por primera vez en directo un vuelo de ensayo, una señal de que la empresa de Bezos ha ganado confianza.

Después que el cohete aterrizó verticalmente, Bezos escribió en Twitter: "Misión exitosa".

El lanzador reutilizable de Blue Origin realizó su primer vuelo orbital el pasado 23 de noviembre, ganándole a su competidor SpaceX, la primera empresa en intentar, sin éxito, éste experimento.

LEA: SpaceX no consigue aterrizar la primera sección de su cohete

El 22 de enero Blue Origin volvió a realizar con éxito un lanzamiento y aterrizaje de su cohete y repitió la hazaña, por tercera vez, el 2 de de abril pasado.

Hacer aterrizar a los cohetes para poder reutilizarlos es una de las principales metas de la industria aeroespacial para reducir costos en sus principales misiones, que suponen poner en órbita a satélites.