Teniente Peggy Whitson efectuó el trabajo principal de sustitución y es la mujer con más caminatas en el espacio

 23 mayo, 2017
En esta imagen se muestra al astroanuta Jack Fischer fuera de la Estación Espacial Internacional efectuando la reparación.
En esta imagen se muestra al astroanuta Jack Fischer fuera de la Estación Espacial Internacional efectuando la reparación.

Miami

Dos astronautas estadounidenses realizaron con éxito este martes una caminata que la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) describió como "crítica", para reparar una falla en el equipo que ayuda a la generación de energía de la Estación Espacial Internacional (EEI).

"Hemos cantado victoria", dijo el comentarista de la NASA, Rob Navias, sobre la caminata espacial de dos horas realizada por Peggy Whitson y Jack Fischer.

Los astronautas cambiaron una caja repetidora de una computadora que falló de repente el sábado. La tripulación nunca estuvo en peligro porque hay dos cajas, conocidas como unidades multiplexer-demultiplexer (MDM), y una de ellas siguió trabajando, dijo la NASA.

"Ahora tenemos dos MDM saludables", afirmó Navias.

Un portavoz de la agencia espacial describió la misión de este martes como una "caminata espacial de contingencia crítica" y dijo que era de "alta prioridad" el reemplazo de la caja averiada.

El MDM, que es del tamaño de un pequeño horno de microondas y podría pesar unos 23 kilogramos en Tierra, ayuda a operar las matrices solares, el generador de energía eléctrica y el equipo robótico de la EEI.

También regula el funcionamiento de los radiadores y los sistemas de enfriamiento.

"Debido a que cada MDM es capaz de interpretar las funciones críticas de la estación, la tripulación en la estación no está en peligro y las operaciones de la estación no están afectadas", había dicho previamente la NASA en un comunicado.

Récord

Whitson, de 57 años, es actualmente la comandante de la estación espacial. Con esta salida, saltó al tercer sitio en el libro de récord de las personas que más tiempo han pasado en caminatas en el espacio.

La astronauta, quien hizo el principal trabajo para sustituir el MDM, es también la mujer más experimentada en el mundo en caminatas espaciales. La de este martes fue la décima en su carrera.

En tanto Fischer, de 43 años y que hizo su segunda caminata espacial, se encargó de instalar un par de antenas en el módulo Destiny Laboratory de Estados Unidos, para reforzar la capacidad del radio de comunicación para futuras comunicaciones espaciales, dijo la agencia espacial.

La caminata del martes fue la 21.° en apoyo y mantenimiento de la estación espacial.

El laboratorio orbital del tamaño de una cancha de fútbol de $100.000 millones ha estado continuamente habitado por astronautas de varios países del mundo desde el año 2000.