Sergio Salazar. 2 julio
Actividad organizada por la Fundación Cientec (Centro Nacional de la Ciencia y la Tecnología), para la observación del eclipse parcial de Sol. La actividad se desarrolló en El Centro de Conservación Santa Ana En la imagen: Mariano Herrera y Suzanne Guzmán. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo
Actividad organizada por la Fundación Cientec (Centro Nacional de la Ciencia y la Tecnología), para la observación del eclipse parcial de Sol. La actividad se desarrolló en El Centro de Conservación Santa Ana En la imagen: Mariano Herrera y Suzanne Guzmán. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo

Durante unos segundos, la estrella de nuestro sistema solar fue parcialmente tapada por la sombra clara de la Luna y la emoción se apoderó de quienes se acercaron al Centro de Conservación de Santa Ana para disfrutar del espectáculo con la guía de los especialistas de la fundación Cientec.

Durante las primeras etapas del eclipse solar, una pequeña sombra comenzó a asomarse por el costado derecho (el lente invierte la toma) del Sol. (Foto: Ronald Arias para LN)
Durante las primeras etapas del eclipse solar, una pequeña sombra comenzó a asomarse por el costado derecho (el lente invierte la toma) del Sol. (Foto: Ronald Arias para LN)

Al marcar el reloj las 1:50 p. m, por el costado derecho del astro se comenzó a asomar una minúscula sombra, marcando así el inicio de la fase parcial. Para las 2:41 p. m, el eclipse llegó a su punto máximo cuando, por un breve momento, la sombra se hizo más grande y tapó una pequeña porción derecha del Sol.

“El eclipse parcial es donde la Luna se interpone entre nosotros (la Tierra) y el Sol. Este en realidad era un eclipse total, pero nosotros (los costarricenses) no estábamos en el paso de la totalidad”, explicó Alejandra León, directora de la Fundación Cientec.

El tiempo total del eclipse rondó los 50 minutos, en nuestro país. En algunos lugares, los ticos reportaron cielo nublado y hasta lluvias, por lo que se les dificultó observar el evento.

La sombra clara de la Luna atrapa el borde del Sol. (Foto: Ronald Arias para LN)
La sombra clara de la Luna atrapa el borde del Sol. (Foto: Ronald Arias para LN)

El fenómeno sí fue total en varios puntos del Océano Pacífico, especialmente en el norte de Chile y algunos lugares de Argentina, donde decenas de miles de personas se maravillaron de ver el día oscurecerse durante algunos minutos.

“Todo eclipse empieza como parcial y termina como parcial. Si uno está en la línea central y es un eclipse total, se puede ver la totalidad donde la Luna se mete y cubre el Sol. Sí son del mismo tamaño", aclaró la experta.

¿Qué eventos similares se aproximan? Según León Castellá, es bueno anotar desde ya las siguientes fechas:

11 de noviembre del 2019: paso de Mercurio frente al Sol. Se estima que el paso de este planeta va a comenzar cerca de las 6 a. m y concluirá a las 12 m. d.

15 de mayo 2022: eclipse total de Luna. El astro pasará de tener su característico color blanco, a uno rojizo durante el punto máximo del eclipse.

14 de octubre del 2023: eclipse anular (parcial) de Sol, cruzará el extremo este de Costa Rica. Como el punto máximo se va a encontrar en Panamá, se recomienda visitar el Caribe para poder apreciar este fenómeno.

8 de abril del 2024: eclipse total de Sol en México y Estados Unidos, pero parcial en Costa Rica.

Alejandra León, directora ejecutiva de Cientec, explica las características del eclipse. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo
Alejandra León, directora ejecutiva de Cientec, explica las características del eclipse. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo