5 mayo, 2006
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

La rana arlequín, la tortuga baula, el pez sierra, el ave fardela gris y otras 24 especies de animales podrían desaparecer pronto de nuestro territorio pues sus poblaciones han disminuido en casi un 90% en los últimos 10 años.

Así lo reveló esta semana la "Lista roja" de las especies en extinción del mundo producida y divulgada por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN).

La lista identifica 16.119 especies -entre animales y plantas- en peligro de extinguirse en todo el mundo, y especifica 240 especies de Costa Rica: 129 animales y 111 plantas.

De los 129 animales locales incluidos en la "Lista roja" hay 28 que están en la categoría máxima de peligro de extinción -llamada riesgo crítico-.

Esta categoría significa que actualmente existen menos de 50 individuos adultos de esa especie. Además, se hace hincapié en que la posibilidad de sobrevivencia de estas especies -con tan pocos individuos con capacidad de reproducirse- es muy improbable.

En riesgo máximo. Entre los animales con mayor riesgo en el país destacan los anfibios, con 22 tipos de ranas distintas. Entre ellas figuran el sapo bufo (uno de los más grandes) y las ranas arlequín.

Las arlequín son ranas neotropicales de hábitos diurnos. En enero de este año la revista Nature reveló que un agresivo hongo patógeno extinguió dos especies de estos anfibios originarios de Monteverde, Puntarenas, y amenaza el resto de batracios que habitan esta zona.

Por su parte, la tortuga baula y la tortuga carey son las más afectadas del mundo marino nacional. La baula es conocida por su enorme tamaño y su caparazón suave; desova principalmente en la costa del Pacífico del país.

Los reportes nacionales reconocen que de 1.400 baulas que desovaban en 1990 hoy apenas desovan cerca de 60 al año. Sin embargo, en el 2006 el desove duplicó positivamente la cifra de la temporada anterior.

La tortuga carey es un poco más pequeña y también desova en el Pacífico Sur de Costa Rica. Entre 1996 y el 2005 solo se tenía registro de cinco nidos de carey: tres en punta Banco y dos en Caña Blanca.

Además, la lista de la UICN clasifica como en riesgo el pez sierra y el enorme pez mero batata o guaza, que mide hasta dos metros de longitud y está en el Pacífico.

Completan la lista una rata trepadora de agua ( Sigmodontomys aphrastus), el único mamífero en grave peligro, y la fardela gris parda. Esta última es un ave que mide hasta 43 centímetros de longitud y es originaria del Pacífico, entre Hawai y las islas Galápagos.

En síntesis. La "Lista roja" de la UICN es un estudio científico con gran autoridad internacional pues está respaldado por más de 10.000 especialistas de 180 países.

En el informe del 2006 se analizaron 40.177 especies de plantas y animales -de los 1,8 millones conocidas- y se determinó que 16.119 están en diferentes niveles de peligro: riesgo crítico, riesgo intermedio y vulnerables.

En Costa Rica, además de los 28 animales en grave riesgo, hay 49 especies calificadas con un riesgo intermedio y otras 52 vulnerables.

Entre los animales en riesgo intermedio están el mapache olingo ( Bassaricyon lasius ), el conejo de montaña ( Sylvilagus dicei ), el tapir centroamericano ( Tapirus bairdii ) y el mono tití (Saimiri oerstedii). Entre los reptiles están una especie de iguana ( Ctenosaura quinquecarinatus ), la tortuga boba ( Caretta caretta ) y la tortuga verde ( Chelonia mydas) , que desova principalmente en Tortuguero, en la zona del Caribe.