Política

EE. UU. promete respaldar a Israel independientemente de su gobierno

La Casa Blanca contribuirá a la reposición del escudo de defensa antiaéreo del Estado hebreo, cuyos misiles fueron muy utilizados durante los once días de conflicto con el movimiento islamista palestino Hamás en la franja de Gaza

Washington. El gobierno de Estados Unidos se comprometió este jueves a apoyar a Israel independientemente de cual sea su futuro primer ministro, en momentos en que recibió la visita del ministro de Defensa israelí y en que se ha formado una coalición para expulsar a Benjamin Netanyahu del poder.

“Nada cambiará aunque cambie el gobierno”, afirmó a la prensa el vocero de la diplomacia estadounidense, Ned Price.

“No vamos a hablar de formar un gobierno mientras haya uno que esté en actividad”. Sin embargo, garantizó que el “apoyo inquebrantable” de Estados Unidos a Israel se mantendrá inalterado “pase lo que pase, sea cual sea el gobierno”.

En particular confirmó la intención de Washington de contribuir a la reposición del escudo de defensa antiaéreo del Estado hebreo, cuyos misiles fueron muy utilizados durante los once días de conflicto con el movimiento islamista palestino Hamas en la Franja de Gaza en mayo.

Al recibir al ministro Benny Gantz en el Pentágono, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, recordó que el presidente, Joe Biden, había “expresado su total apoyo al rescate de “Cúpula de Hierro” de Israel, “que salvó tantas vidas inocentes durante el reciente conflicto”.

En servicio desde hace casi una década, “Cúpula de Hierro” forma parte de los instrumentos que permiten a Israel mantener un predominio militar sobre sus vecinos, bloqueando cohetes, misiles y drones.

Los opositores de Netanyahu anunciaron este miércoles por la noche que habían logrado formar una coalición heterogénea, que podría expulsar al jefe de gobierno del poder en los próximos días.

El presidente Biden, que conoce a Netanyahu desde hace mucho tiempo, tiene relaciones ambivalentes con él líder hebreo. Demoró bastante tiempo desde su llegada a la Casa Blanca en enero en tener su primera conversación telefónica con este aliado clave al cual su predecesor, el magnate republicano Donald Trump, había consentido y respaldado como nunca antes.

Sin embargo, durante el conflicto de mayo pasado, el demócrata fue criticado incluso por integrantes de su propio bando por inicialmente dejar que Netanyahu respondiera con intensos bombardeos a los cohetes de Hamas sin pedir claramente un alto el fuego.

“Queremos una seguridad duradera tanto para israelíes como para palestinos”, expresó Austin a Gantz, destacando “la importancia de reducir las tensiones en Cisjordania y Jerusalén”.