AFP. 8 abril

La desconfianza hacia la vacuna de AstraZeneca crece a pesar de los esfuerzos de gobiernos y autoridades internacionales, mientras que India anunciaba este jueves un récord de contagios de coronavirus.

Varios países anunciaron este jueves que limitarán el uso de la vacuna anticovid de AstraZeneca, un día después de que varios informes confirmaran un vínculo entre ésta y casos de coágulos sanguíneos, muy inusuales, detectados en pacientes que la recibieron. Filipinas suspendió su uso para los menores de 60 años y Australia, para los menores de 50.

La víspera, Italia y España anunciaron que el inmunizante del laboratorio anglosueco solo se utilizará en personas mayores de 60 años, en tanto Bélgica lo reservó para los mayores de 55 y el Reino Unido, para los mayores de 30 años.

Francia y Alemania ya habían tomado medidas similares.

Sin embargo, la región española de Castilla y León (noroeste) decidió suspender totalmente su uso, como había hecho antes Dinamarca.

Unas decisiones tomadas pese a que la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, instó a los 27 países de la Unión Europea (UE) a "hablar con una sola voz" para no incentivar la desconfianza hacia la vacuna, con la que Bruselas cuenta para poder realizar buena parte de su campaña, retrasada en comparación con Estados Unidos o el Reino Unido.

Alemania, en tanto, anunció el jueves que desea hablar con Moscú sobre posibles entregas de su vacuna contra el covid-19, la Sputnik V, sin esperar a que la UE la autorice.

"Expliqué al Consejo de Ministros de Salud de la UE que discutiríamos bilateralmente con Rusia, para saber cuándo y qué cantidades podrían entregarse", indicó el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, que dijo además que la Comisión Europea no quiere negociar la compra de la Sputnik V en nombre del bloque comunitario.

La UE no es la única preocupada por los retrasos registrados en su campaña, pues Indonesia denunció los retrasos en las entregas de más de 100 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, principalmente debido a que India impuso restricciones las exportaciones.

Este último país, que alberga el mayor fabricante de vacunas del mundo (SII), decidió dar prioridad a la vacunación de su población.

En las últimas 24 horas, en India (1.300 millones de habitantes) se registraron más de 126.000 nuevos casos de covid-19, mientras que de momento solo se administraron 87 millones de dosis de la vacuna. Según medios locales, en varios Estados hay escasez del preciado suero, como el de Maharashtra, donde se encuentra Bombay.

Al menos 708,4 millones de dosis de vacunas anticovid fueron administradas en todo el mundo, según un recuento de la AFP basado en fuentes oficiales.

El programa Covax, que pretende garantizar un acceso a las vacunas anticovid a los países más pobres, expresó su apoyo a AstraZeneca y se congratuló de haber llevado la vacunación a mas de 100 territorios o países del mundo.

Sin embargo, existen fuertes desigualdades entre países de "ingresos altos", según los términos del Banco Mundial, donde se concentran más de la mitad de las dosis administradas, y los países de "ingresos bajos", donde solo se administraron el 0,1% de las dosis.

África permanece "al margen", con solo el "2% de las vacunas administradas en el mundo", denunció este jueves la directora para África de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Matshidiso Moeti.

En contraste, en Estados Unidos, el país más enlutado por la pandemia, con cerca de 560.000 fallecidos, se inyectaron 3 millones de dosis diarias de media en la última semana y se prevé que a partir del 19 de abril, todos los adultos puedan optar a vacunarse.

La pandemia ha causado ya 2,89 millones de muertos en el mundo, según un balance de la AFP.

En América Latina, donde la pandemia causó 811.360 decesos y más de 25,6 millones de contagios, la Organización Panamericana de Salud (OPS) advirtió el miércoles que la situación es "preocupante", pues los "casos [de covid-19] aumentan en casi todos los países".

Ante este panorama, Argentina anunció un toque de queda nocturno a partir del viernes, por tres semanas, y Cuba, que aplicará las sanciones y campañas más estrictamente, después de que el virus dejara máximos diarios de más de 1.000 casos en la última semana.

El coronavirus también está marcando récords en Brasil (212 millones de habitantes), el segundo país del mundo más golpeado por la pandemia en términos absolutos, con 340.776 fallecidos.

El prestigioso instituto de investigación brasileño Fiocruz advirtió que sin el "remedio amargo" de las medidas de confinamiento, "la pandemia puede permanecer en niveles críticos en abril".

Pero el mandatario Jair Bolsonaro, que se opone a las medidas restrictivas alegando un daño a la economía, lo descartó: "No habrá un confinamiento nacional", señaló.

bur-oaa/sg/jvb/jz