AFP. 8 abril

Una comisión del Congreso de Perú comenzó a debatir este jueves una acusación contra el expresidente Martín Vizcarra por su presunta vacunación irregular contra el covid-19, con sus adversarios decididos a inhabilitarlo para ejercer cargos públicos por 10 años.

El mismo Congreso que lo destituyó en un juicio político relámpago en noviembre ahora debe decidir la suerte de Vizcarra, quien mantuvo niveles récord de popularidad en sus 30 meses de gobierno y compite por un escaño parlamentario en los comicios generales del domingo.

La jefa del Congreso, la oficialista Mirtha Vásquez, abrió la sesión de la comisión permanente, en la que el legislador Alí Mamani expuso el caso contra Vizcarra, al que acusa de haberse vacunado de forma irregular, con su esposa y su hermano, semanas antes de ser destituido.

"El denunciado [Vizcarra] tenía poder para disponer sobre esas vacunas" que habían llegado al país desde China para un ensayo clínico con 12.000 voluntarios peruanos, dijo Mamani.

Una subcomisión del Congreso se pronunció la semana pasada a favor de inhabilitar al exmandatario, propuesta que deberá ser ratificada o desestimada por la comisión permanente. Si es confirmada, pasará al plenario para ser votada.

Vizcarra ha admitido que recibió dos dosis de la vacuna china de Sinopharm antes de que ésta fuera aprobada en diciembre por las autoridades sanitarias, pero niega haberlo hecho de forma irregular. El expresidente afirmó que él, su esposa y su hermano fueron voluntarios del ensayo clínico.

Sin embargo, esas declaraciones fueron desmentidas por el jefe del ensayo clínico, el doctor Germán Málaga, quien también enfrenta cuestionamientos y fue destituido de su cargo.

La acusación también alcanza a dos exministras del actual presidente interino Francisco Sagasti, Pilar Mazzetti (Salud) y Elizabeth Astete (Relaciones Exteriores).

Ambas renunciaron en febrero tras conocerse que integraban un selecto grupo de 470 personas que se habían vacunado de forma irregular. Entre ellos hay funcionarios, diplomáticos, empresarios, familiares del doctor Málaga y el nuncio del Vaticano.

La Fiscalía abrió en febrero un expediente a Vizcarra y otras personas por el caso de las vacunas.

Además, Vizcarra enfrenta una investigación por supuesta corrupción cuando era gobernador de la región sureña de Moguegua, de 2011 a 2014.

La Fiscalía solicitó prisión preventiva contra él, pero la justicia consideró "infundado" el pedido, aunque le prohibió salir de Lima sin autorización y le impuso una caución de 27.000 dólares.

El expresidente (2018-2020) insiste en su inocencia frente a las acusaciones de corrupción.

Por este caso, el Congreso lo destituyó el 9 de noviembre en un juicio político relámpago, que desató violentas protestas con saldo de dos muertos y un centenar de heridos. En el lapso de cinco días, Perú tuvo tres presidentes en medio de los embates de la pandemia.

Los peruanos acudirán a las urnas el domingo a elegir un nuevo presidente que deberá encarar la emergencia sanitaria, la crisis política y la recesión económica, en una reñida contienda entre 18 candidatos, sin ningún favorito destacado.

El Congreso no ha precisado cuánto tiempo tomará este juicio político contra Vizcarra.

fj/ljc/gma