Cables

Rebeldes de Yemen rechazan el llamado de la ONU de liberar barco emiratí

Los rebeldes de Yemen rechazaron el sábado un llamado del Consejo de Seguridad de la ONU para liberar "inmediatamente" un navío de bandera emiratí bloqueado en el mar Rojo, alegando que el barco transportaba armas.

El 3 de enero, los rebeldes hutíes, que controlan extensas zonas del país, capturaron el "Rwabee" frente a las costas de la región de Hodeida, en el oeste.

Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos denunciaron un acto de "piratería". Estos dos países del Golfo intervienen militarmente en Yemen desde 2015 para apoyar a las fuerzas gubernamentales frente a los rebeldes, respaldados por Irán, gran rival regional de Riad.

"El barco pertenece a un país que participa en la agresión contra nuestro pueblo (...) Entró en nuestras aguas territoriales en violación del derecho internacional", dijo un responsable del gobierno de los rebeldes, Husein el Azzi, citado por una televisión de los hutíes.

"El navío no contenía (...) juguetes para niños sino armas destinadas a grupos terroristas", afirmó.

La declaración del Consejo de Seguridad "no tiene nada que ver con las leyes, la libertad de navegación o la seguridad de los barcos", prosiguió el responsable, acusándolo de "ser solidario con los asesinos y los que violan las leyes".

El viernes, el Consejo de Seguridad reclamó por unanimidad la liberación "inmediata" del navío y su tripulación.

Los sauditas afirman que el barco contiene material para construir un hospital en el archipiélago yemení de Socotra.

Según la ONU, la guerra en Yemen ha causado hasta ahora la muerte de 377.000 personas, en su gran mayoría víctimas de consecuencias indirectas de los combates, como el hambre, las enfermedades y falta de agua potable.

bur-sy/tp/awa/es/mis