Interés Humano

Autoridad Palestina anula acuerdo con Israel sobre entrega de un millón de vacunas contra la covid-19

El vocero del gobierno, Ibrahim Melhem, declaró que la decisión se tomó porque los fármacos están ‘a punto de caducar’

Ramala, Territorios Palestinos. La Autoridad Palestina anuló este viernes un acuerdo con Israel para recibir un millón de dosis de vacunas contra el coronavirus, porque dichos fármacos están “a punto de caducar”.

“Tras examen por parte de los equipos técnicos del Ministerio de Salud del primer lote de vacunas Pfizer recibido esta noche desde Israel (...) hemos descubierto que no era conforme con las características del acuerdo”, declaró el vocero del gobierno, Ibrahim Melhem, en rueda de prensa, apenas horas después del anuncio del acuerdo.

“El gobierno rechaza recibir vacunas a punto de caducar”, añadió Melhem y precisó que unas 90.000 dosis fueron recibidas.

El Ministerio de Salud de Israel y el órgano israelí encargado de las operaciones civiles en los Territorios palestinos (Cogat) no comentaron las declaraciones palestinas por ahora.

Israel había anunciado más temprano un acuerdo según el cual transfería a la Autoridad Palestina un millón de sus propias dosis de vacuna Pfizer que estaban a punto de expirar, y que le entregaría “la misma cantidad de dosis” cuando las recibiera del laboratorio estadounidense.

En las redes sociales, las foto de las dosis Pfizer con la inscripción “junio de 2021” fueron ampliamente compartidas.

El Ministerio de Salud palestino se había referido solamente a una iniciativa de Pfizer para transferir dosis entre Israel y la Autoridad Palestina, aprobada de lado palestino para “acelerar la campaña de vacunación y alcanzar la inmunidad colectiva”.

Ahora el gobierno palestino espera que el laboratorio Pfizer suministre directamente las vacunas pedidas, afirmó Melhem, sin precisar la fecha.

“Israel firmó un acuerdo con la Autoridad Palestina y entregará un millón de dosis de vacunas Pfizer a punto de expirar y recibirá a cambio las dosis que la empresa Pfizer tenía que enviar a la Autoridad Palestina”, manifestó la oficina del primer ministro y los ministerios israelíes de Defensa y Salud, en un comunicado conjunto.

El Ministerio de Salud palestino señaló por su parte que Pfizer impulsó el proyecto “para acelerar la campaña de vacunación”.

“Israel recibirá la misma cantidad de dosis de Pfizer (es decir, un millón) en los meses de setiembre/octubre del 2021 a cuenta de lo que estaba destinado a la Autoridad Palestina”, según el comunicado israelí.

“Este acuerdo pudo hacerse tras haber constatado que la reserva de vacunas que Israel tiene en su posesión responde a sus necesidades actuales”, explicó.

El comunicado no especificaba cuándo caducarían las vacunas que serían entregadas a los palestinos.

El organismo militar israelí que administra los asuntos civiles en los territorios palestinos ocupados informó este viernes que ya había “transferido 100.000 dosis de vacunas”.

Gracias a una amplia campaña de vacunación, lanzada a finales de diciembre tras un acuerdo con Pfizer, cerca del 55% de la población israelí, es decir, más de 5,1 millones de personas, recibieron dos dosis del inmunizante.

Del lado palestino, solo poco más de 270.000 personas recibieron sus dos dosis en Cisjordania y la Franja de Gaza, según cifras actualizadas del Ministerio de Salud palestino.

Entre el jueves y el viernes, se registraron 165 nuevos casos de covid-19 en Cisjordania y Gaza, lo que lleva el total a más de 312.000 palestinos contagiados, incluidos 3.540 muertos.

En Israel, se detectaron 25 nuevos casos del coronavirus en las últimas 24 horas, lo que sitúa el total en cerca de 840.000, con más de 6.420 muertes.

“El coronavirus no conoce fronteras ni hace distinciones entre personas”, había declarado el ministro de Salud de Israel, Nitzan Horowitz, en Twitter.

La tensión entre israelíes y palestinos se mantiene alta después de la sangrienta campaña de bombardeos en la franja de Gaza y de los misiles que el grupo islamista Hamás, que gobierna en el enclave palestino, lanzó contra el territorio israelí.

Desde el fin de los enfrentamientos, el 21 de mayo, se han registrado varios incidentes aislados y protestas en Cisjordania ocupada.

La devastación causada por los ataques aéreos israelíes dejó inutilizada la infraestructura sanitaria en Gaza, y con ella el programa de lucha contra la covid-19 y la campaña de vacunación.