AFP . Hace 6 días
El plenario antes de la apertura de la sesión del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, Francia, el 9 de junio del 2021. Foto: AFP
El plenario antes de la apertura de la sesión del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, Francia, el 9 de junio del 2021. Foto: AFP

Estrasburgo. Los eurodiputados adoptaron este jueves una resolución que mantiene la presión a Cuba por la detención de opositores y lamenta que la implementación de un Acuerdo de Diálogo con la Unión Europea (UE) no haya permitido resultados “tangibles” para la sociedad civil en la isla.

El Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre Cuba y la UE fue aplicado en forma provisional en noviembre del 2017 (a falta del voto de ratificación de Lituania), sin embargo, los legisladores lamentaron que el entendimiento no haya generado “ningún resultado positivo sustancial y tangible para el pueblo cubano”.

La resolución fue adoptada por 386 votos a favor y 236 en contra, con 59 abstenciones, y fue objeto de un áspero debate este martes con la presencia del jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell.

En el documento, los eurolegisladores condenaron “la existencia de presos políticos, la persecución política persistente y permanente, los actos de acoso y las detenciones arbitrarias de disidentes”.

La Resolución también “insta a las autoridades cubanas a que liberen inmediatamente” a personas detenidas relacionadas con el grupo opositor Movimiento San Isidro.

También, “lamenta que, a pesar de la entrada en vigor del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación hace casi cuatro años, la situación en materia de derechos humanos y democracia no haya mejorado”.

Durante el debate sobre esta resolución, realizado este martes, Borrell defendió el acuerdo alcanzado por la UE con Cuba, una iniciativa que enfrenta feroz crítica entre las bancadas conservadoras del hemiciclo.

“No se me ocurre un instrumento mejor” ya que define “una política de compromiso crítico con ese país”, afirmó Borrell, quien alegó que “nos permite acompañar al país en la reforma política, económica y social”.

“Aunque sé que varios legisladores tienen serias reservas y reticencias [sobre el acuerdo], quiero aprovechar esta ocasión para defenderlo”, insistió.

Varios legisladores; sin embargo, pidieron que el acuerdo sea simplemente suspendido, como la eurodiputada checa Dita Charanzová.

Para el legislador conservador español Gabriel Mato, el acuerdo “no ha servido para nada”.

El legislador socialista español Javi López, en tanto, expresó que el Acuerdo “la mejor herramienta que posee la UE para acompañar a la isla en su proceso de apertura”.

En una nota, los legisladores socialistas españoles apuntaron este jueves que “somos conscientes de los sucesos ocurridos recientemente con el Movimiento San Isidro y las detenciones de activistas y esperamos que se resuelvan cuanto antes”.