AFP. Hace 4 días

Con el apoyo de sus aficionados presentes en la tribuna, el club de Wuhan Zall escapó este domingo al descenso a la segunda división china, poniendo un final feliz a un año difícil para el equipo con sede en el epicentro de la pandemia del coronavirus.

Ante 2.000 aficionados que se habían desplazado a Suzhou para el partido de vuelta del play off contra Zhejiang Energy Greentown, Wuhan se impuso (1-0) tras haber empatado (2-2) en la ida.

Como un guiño para la historia, el gol de la victoria fue marcado por el capitán Li Hang, nacido en Wuhan. 'Estoy feliz de hayamos llegado a la meta fijada. Hemos sobrevivido', dijo Li.

La temporada termina de la mejor manera para Wuhan Zall y sus aficionados tras un año difícil.

En enero pasado, cuando la megalópolis de once millones de habitantes se convertía en la primera ciudad del mundo en aplicar un confinamiento, el equipo se encontró bloqueado en España, donde se encontraba realizando una concentración de pretemporada.

Tras regresar a China en marzo, los jugadores fueron después colocados en cuarentena en el sur del país antes de poder regresar a Wuhan tras 104 días de exilio.

El campeonato comenzó en julio con cinco meses de retraso debido a la pandemia. Tras un inicio de temporada a puerta cerrada, un número reducido de aficionados fue de nuevo autorizado a acudir a los estadios en septiembre, a condición de que hubieran dado negativo al test de covid-19.

pst/dif/psr