Cables

El Abierto de Australia bajo la tormenta del 'caso Djokovic'

Tras la enorme controversia sobre Novak Djokovic, el Abierto de Australia, que comienza el lunes, está inevitablemente marcado por ese asunto, que ha cubierto de nubarrones la perspectiva de un torneo habitualmente marcado por la alegría del verano austral.

¿Djokovic podrá jugar e incluso ganar uno de sus torneos favoritos? ¿Celebrará Rafa Nadal el récord de 21 'Grandes'? ¿Logrará Daniil Medvedev su segundo Grand Slam consecutivo tras el US Open 2021? ¿Alexander Zverev o Stefanos Tsitsipas darán al fin un paso más luego de sus finales perdidas respectivamente en el US Open 2020 y en Roland Garros 2021?

Este sábado, Novak Djokovic fue retenido a la espera de su expulsión, pero interpuso un nuevo recurso y el número uno del mundo figuraba aún este sábado en el cuadro principal del Abierto de Australia como primer cabeza de serie.

Aunque fuese autorizado a jugar, posibilidad que a esta hora se antoja complicada, cabe dudar de que el serbio disponga de los recursos físicos y mentales para sobreponerse a los últimos días, poniendo muy difícil un 10º título en Melbourne y elevar así a 21 el récord de 'Grandes' que comparte con Rafa Nadal y Roger Federer (ausente en esta edición).

"Tiene una mentalidad de luchador de la calle. Con diez años estaba en un búnker cuando los aviones bombarderos sobrevolaban su ciudad. Una cuarentena en un hotel no puede hacerle nada", apuntó el extenista Boris Becker, hoy comentarista para Eurosport.

Pero eso era antes de que 'Nole' fuese puesto una segunda vez bajo retención, a la espera de una posible expulsión del país.

Muchos opinan que el serbio podría ser vulnerable la primera semana, pero que si alcanza los octavos, sacará a relucir su gen ganador.

Nadal ha ganado solo una vez el Abierto de Australia (2009), pero ha disputado otras cuatro finales (2012, 2014, 2017 y 2019). El tenista español recuerda a menudo que estuvo "a menudo lesionado" o volviendo de una lesión cuando se disputa el primer 'grande' del año.

Esta vez, también. Nadal acaba de reaparecer tras varios meses de ausencia por una lesión en un pie, que le hizo ser baja en Wimbledon y el US Open el año pasado.

El mallorquín es ahora número seis del mundo y ha tenido un buen regreso al circuito ATP, ganando el torneo de Melbourne, su 89º título. Si su forma física se lo permite, Nadal será evidentemente un firme candidato al título en Australia.

El sábado, sin embargo, optaba por la cautela y la humildad: "Aprovecho los entrenamientos y me siento de nuevo tenista profesional. Estoy jugando un buen tenis".

El ruso Daniil Medvedev será también otro de los grandes nombres a seguir, sobre todo al jugarse en superficie dura, su favorita.

Medvedev, derrotado el año pasado en la final por Djokovic, se tomó su revancha sobre el serbio unos meses después en la final en Nueva York, privándole de un pleno de títulos del Grand Slam en un mismo año natural.

"Eso me dio mucha confianza. Ahora sé de qué soy capaz, cómo puedo jugar y qué tengo que hacer para jugar así", analizó este sábado el número dos de la ATP.

Ashleigh Barty es la número uno del tenis femenino desde el 9 de septiembre de 2019, pero 'solo' ganó dos torneos del Grand Slam (Roland Garros 2019 y Wimbledon 2021). La australiana, semifinalista en su casa el año pasado, tiene gran objetivo poder levantar el trofeo ante sus compatriotas.

El sorteo le ha reservado un camino complicado, con un eventual duelo en octavos contra la defensora del título, la exnúmero uno mundial japonesa Naomi Osaka.

El cuadro femenino está huérfano de la campeona más grande en activo, la estadounidense Serena Williams, lesionada y puede que camino de la retirada.

Serena Williams no ganó un Grand Slam desde hace cinco años, cuando se coronó precisamente en el Abierto de Australia en 2017.

Por primera vez desde 1997, ninguna de las hermanas Williams estará en el cuadro del Abierto de Australia, ya que Venus renunció también al viaje por una lesión.

ig/jr/hpa/iga-dr/psr