Cables

Sadio Mané tuvo debut espectacular con Bayern de Múnich

El Bayern de Múnich de Sadio Mané dominó al Leipzig y se llevó su décima Supercopa de Alemania

En su primer partido oficial con el Bayern de Múnich, Sadio Mané marcó un gol y sumó el título de la Supercopa de Alemania, siendo partícipe de la demostración ofensiva de los bávaros (5-3) ante el Leipzig, este sábado en el césped del Red Bull Arena.

El técnico del Bayern Julian Nagelsmann había declarado el viernes que esperaba que sus jugadores enviasen un mensaje al resto de equipos en la Supercopa, ante el RB Leipzig, uno de los candidatos a poner fin a la década de dominio indiscutido del Bayern en la Bundesliga (diez títulos consecutivos).

Antes del descanso, los compañeros de Manuel Neuer ya habían cumplido el deseo de su entrenador, con una clara superioridad sobre los pupilos de Domenico Tedesco.

El ataque bávaro, con Jamal Musiala y Sadio Mané escoltados por Thomas Müller y Serge Gnabry, ofreció un recital en los primeros 45 minutos, con un gol cada cuarto de hora; Jamal Musiala (15), Mané (31) y Benjamin Pavard (45).

Para Mané fue su primer gol en su primer partido oficial con su nuevo equipo, después de seis años defendiendo la elástica del Liverpool.

Julian Nagelsmann parece haber encontrado de momento una solución para paliar la marcha de Robert Lewandowski, auténtica máquina de hacer goles para el Bayern durante ocho temporadas. Este sábado fue Mané el que jugó más en punta, con Musiala algo más retrasado.

El senegalés pensó en dos momentos haber firmado un doblete, pero en cada una de ellas se encontraba en fuera de juego.

Musiala, con sus regates y sus aceleraciones, supuso un peligro constante para la defensa del Leipzig.

La muy francesa zaga del Bayern, con Lucas Hernandez, Dayot Upamecano y Benjamin Pavard no dio opción a la delantera del Leipzig en el primer acto, antes de sufrir más a la vuelta de vestuarios.

Único debe para el Bayern, las jugadas a balón parado, gracias a las cuales el Leipzig pudo poner un poco de emoción al partido, con un remate de cabeza de André Silva al poste y un gol de Marcel Halstenberg justo antes de la hora de juego. Pero Gnabry, con el cuarto gol del Bayern (66) devolvió los tres goles de diferencia.

Christopher Nkunku apenas tuvo ocasiones para demostrar los méritos de su galardón de mejor jugador de la Bundesliga la temporada pasada. Marcó de penal el gol de la esperanza (4-2, 77) pero era demasiado tarde para el Leipzig, a pesar del gol del internacional español Dani Olmo (89), que relanzó por poco tiempo el suspense, hasta que Leroy Sané sentenciase al término de un prolongado tiempo añadido (90+8).

Así pues el Bayern se llevó un primer título de la temporada, una décima Supercopa alemana de su historia.

La Bundesliga comienza en seis días, con un duelo entre el Bayern y el Eintracht de Fráncfort, campeón de la Europa League la temporada pasada.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.