5 marzo
El TEC abrió una maestría para ingenieros, con el fin de ampliar sus conocimientos en cuanto a la optimización de las labores de ingeniería. Shutterstock
El TEC abrió una maestría para ingenieros, con el fin de ampliar sus conocimientos en cuanto a la optimización de las labores de ingeniería. Shutterstock

Si hubiera una forma de aumentar la productividad de su empresa, o de bajar sus costos de operación y mantenimiento, probablemente, no lo pensaría dos veces para hacerlo. Cuando se habla de gestión de activos esa justamente es la promesa: administrar de la mejor manera los elementos de valor en una compañía para maximizar su impacto positivo a lo largo de la vida del negocio.

Mediante una buena gestión de sus activos, las compañías logran generar valor de forma sostenible y obtienen ganancias planificadas en el negocio. Se trata de prácticas que permiten planificar, dar seguimiento, medir, analizar y evaluar los activos -es decir aquello que tiene un valor real o potencial y que puede ser tangibles o intangibles, financieros o no financieros –para facilitar la toma de decisiones.

Dada la relevancia de esta área de conocimiento, el Tecnológico de Costa Rica (TEC) abrió una maestría que es parte de la Escuela de Ingeniera Electromecánica para ampliar las competencias de los ingenieros dándoles herramientas gerenciales para optimizar la administración de las labores de ingeniería, mejorar el desempeño e impulsar la competitividad de la empresa.

El programa de posgrado está dirigido a profesionales de entre 26 y 38 años que tengan un bachillerato o licenciatura en ingeniería mecánica, eléctrica, electromecánica, electrónica, industrial, civil, química y mecatrónica. Oscar Bastos, coordinador de la Unidad de Posgrados de Electromecánica, explicó que quienes cursen esta especialidad adquirirán destrezas administrativas y conocimientos técnicos que facilitan escalar en la estructura jerárquica de la organización.

“El programa contribuye a la modernización del sistema productivo nacional, mediante la capacitación del sector profesional para que el país pueda asumir con éxito el reto de competir en una economía globalizada”, agregó Bastos. La actualización profesional brinda a los ingenieros conocimientos en gerencia financiera y de mercadeo, así como el entorno económico.

También adquieren las habilidades y la experiencia para formular, administrar y evaluar proyectos. Los estudiantes pueden elegir dos énfasis: en administración de la energía y administración del mantenimiento. El periodo de matrícula extraordinaria cierra este mes de marzo.