12 febrero
Ver más!

Para la mayoría de estudiantes de colegio, la asignatura de matemática llevará siempre una carga de agobio. La materia no es fácil, como tampoco es para los profesores enseñarla de una forma más estimulante para los jóvenes.

Tal y como lo hacen sus pupilos, los profesores también están siendo alumnos de este nuevo sistema de aprendizaje mucho más interactivo de la enseñanza de las matemáticas.

Sin embargo, una nueva generación de profesores de matemática se animan a usar la tecnología para enseñar esta materia de manera más creativa, personalizada e intuitiva a los alumnos que se han visto intimidados y aburridos al tratar de aprenderla.

El grupo de docentes de secundaria forma parte de un programa de actualización profesional gratuito que desarrolla el Tecnológico de Costa Rica (TEC) desde el 2015, el cual lleva por nombre llamado Promates. Esta iniciativa estimula la enseñanza de la matemática a través del juego empleando entornos tecnológicos.

“Nuestros chicos tienen ese medio tecnológico a la par y de manera constante. Saben más que nosotros cuando manejan un celular y a veces nosotros les preguntamos cómo se cierra una aplicación porque no sabemos. Ahora el desafío es mío. Me toca a mí entrar a este mundo tecnológico”, explicó Alexandra Sojo, profesora del Colegio Elías Leiva de Cartago, uno de los centros educativos que capacita a sus profesores con el TEC.

Sojo aprende los nuevos métodos de enseñanza de la mano de los estudiantes de la carrera de Enseñanza de la Matemática con Entornos Tecnológicos. Ella se ha convertido en alumna usando un software interactivo conocido como GeoGebra, el cual permite aprender resolviendo problemas.

Asiste a clases presencias y virtuales donde tiene que cumplir con tareas como lo hacen sus pupilos en el colegio. La capacitación incluye el uso de plataformas educativas e interactivas para la creación de unidades didácticas, la creación de material en el formato HTML y el uso adecuado de dispositivos móviles como celulares y tabletas.

Steven Sánchez, alumno del TEC y uno de los capacitadores de Promates, explicó que los profesores de matemática están acostumbrados a impartir clases magistrales y suelen intimidarse con tecnología, pero que cambian su parecer conforme van aprendiendo.

Los estudiantes de la carrera de Enseñanza de la Matemática con Entornos Tecnológicos prueban sus técnicas de capacitación enseñando ellos mismos a los alumnos del Colegio Científico, quienes reciben sus lecciones en las instalaciones de la sede central del TEC en Cartago.

Zuleyca Suárez, coordinadora del programa Promates, explicó que iniciaron la promoción del proyecto visitando los colegios del país y promoviéndola por Facebook, pero que ahora son los centros educativos lo que tocan su puerta para actualizar a su personal.

La enseñanza de la matemática en Costa Rica es un desafío según muestra el diagnóstico del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En Matemáticas, el país tuvo en la evaluación del 2015 una puntuación 400 cuando la media de la prueba internacional en esta área es 490. Esta nueva generación de profesores de matemática podrían cambiar este panorama al acercar a los colegios ticos a la matemática.

Por David Vargas