Por: David Vargas.   27 julio
Ver más!
Fuchsia vendría a solucionar todas las deficiencias presentes en Android. Foto: captura de pantalla.

Pintarlo de color. Ese es el plan de Google. Por más de dos años, la empresa tecnológica ha estado trabajando en un sustituto de su sistema operativo Android. Al nuevo producto se le conoce como Fuchsia, y con él pretenden – eventualmente– sustituir el software más usado en el mundo en dispositivos móviles.

Los medios especializados en tecnología replicaron en los días anteriores una historia publicada en el financiero estadounidense Bloomberg, que reveló el trabajo que realiza la empresa de Mountain View, California.

De acuerdo con Bloomberg, Fuchsia vendría a solucionar todas las deficiencias presentes en Android, un sistema operativo que vio la luz en el 2007 cuando los smartphones eran la novedad. Android no fue concebido para la interacción por medio de voz, algo que Google ha venido impulsando con sus nuevos productos como Google Assistant y Google Home.

Fuchsia se basa en la interacción entre el usuario y el dispositivo por medio de la voz. Está concebido para funcionar no solo en smartphones o tablets, sino en una gama más amplia de hardware conectado a Internet como televisores, vehículos o electrodomésticos.

Otro de los problemas que quiere abordar Google con su nueva propuesta de sistema operativo son las actualizaciones. Android es sin discusión el sistema operativo móvil más utilizado en el mundo, pero la versión más reciente –Oreo 8,1– apenas lo usan el 15% de los dispositivos compatibles. Con Fuchsia, la empresa tecnológica pretende tener más control sobre actualizaciones en seguridad y funcionalidad.

La nueva propuesta de software no está basada en la estructura de Linux como la mayoría de los sistemas operativos actuales. Fuchsia está basada en Zircon (también creada por Google), más moderna y diseñada para atender el funcionamiento de dispositivos conectados más allá de teléfonos y computadoras.

La publicación de Bloomberg sobre Fuchsia no implica que estamos a la vuelta de la esquina de un cambio radical para el ecosistema de Android. Google planearía la introducción de Fuchsia y la sustitución de Android en un plazo de cinco años (una eternidad en el mundo de la tecnología).

En este momento, Bloomberg reporta que varias empresas de software apenas han tenido la oportunidad de probar ciertos componentes de Fuchsia y que Google no ha oficializado su apoyo al cambio de Android. Lo que sí es un hecho es que, de manera discreta, la empresa de tecnología ha dedicado a más de 100 desarrolladores al proyecto.