Arturo Pardo V.. 31 octubre
El nivel educativo, la formación especializada y el costo de los servicios mantienen a Cartago como un lugar atractivo para empresas internacionales. Crédito: Oficina de Comunicación y Mercadeo 
El nivel educativo, la formación especializada y el costo de los servicios mantienen a Cartago como un lugar atractivo para empresas internacionales. Crédito: Oficina de Comunicación y Mercadeo 

La Zona Económica Especial de Cartago (ZEEC) no solo ha cumplido la tarea para la que fue creada desde su apertura, sino que ahora es un modelo que sirve como ejemplo para replicarlo o adaptarlo a otras zonas de Costa Rica.

Su misión de ser un foco de atracción de inversión extranjera directa ha dado altos resultados; muestra de ello es que ahora, en el año de su décimo aniversario, esta iniciativa es generadora de 7.000 empleos directos, así como de una sustanciosa cantidad de encadenamientos productivos.

La demanda de empleos requiere profesionales en diversas áreas, especialmente por la presencia de importantes empresas internacionales que contrata un recurso humano especializado en diferentes áreas, una de las más fuertes en la industria médica.

El TEC se ha mantenido a la cabeza del proyecto desde sus inicios, con la misión de asegurar que todo ese material humano sea de calidad con excelente formación académica y con alto nivel competitivo. Así, por sus atractivos, la ZEEC ha conquistado a empresas como Heraeus Medical Components, Zollner (Alemania) y Equifax (EE.UU.), entre otras. Marysell Mora Leiva, gestora de proyectos del centro de vinculación del TEC, así como miembro del equipo estratégico de ZEEC casi desde su inicio, asegura que, por medio de este proyecto, también se han logrado negocios entre PYMEs de Cartago y empresas extranjeras por más de $5.000.

Con el cumpleaños número 10, la ZEEC puede ver hacia atrás y notar sus propios logros, entre ellos la consolidación de un equipo de trabajo, la identificación de instituciones para generar inversión y el trabajo conjunto entre los entes aliados en el proyecto de atracción extranjera directa. En esa lista entran entonces municipalidades, la Cámara de Comercio, la CCSS, el Ministerio de Salud y la Junta Administrativa del Servicio Eléctrico Municipal de Cartago (JASEC), entre otros.

¿Es un éxito replicable?

Sin pavonearse demasiado, ZEEC ha sido tomada como un modelo a seguir, con la intención de implementar proyectos similares en otras partes de Costa Rica.

La “estrategia-provincia” ha resultado tan atractiva que sus gestores han sido llamados a otras zonas para contribuir en apoyar otros impulsos en lugares como Occidente, Puntarenas, Pérez Zeledón y el esfuerzo para consolidar la zona económica de Limón. Además, hay un proyecto “hermano”, en San Carlos, para la zona Huetar Norte, también liderado por el TEC.

Cada lugar, sin embargo, debe tomar en cuenta las condiciones y necesidades propias. “Cada zona puede generar desarrollo y empleo desde otra óptica. Si se llega a replicar la experiencia que hemos tenido, debe ser identificando sus potenciales para desarrollar”, asegura Mora.

El futuro tiene un aroma esperanzador para la ZEEC, tomando en cuenta que la zona franca La Lima (base del proyecto) todavía tiene espacio de desarrollo para albergar más empresas.

Por su parte Cartago sigue contando con atractivos por sus especialistas calificados, uno de los índices de alfabetización más altos del país y tarifas eléctricas competitivas.

En cuanto a las aspiraciones de la ZEEC, todavía hay pendientes como generar mayores contribuciones en temas como apoyar la infraestructura vial y la parte de simplificación de trámites.