David Vargas.   10 septiembre
Ver más!
Criptomonedas. ¿Cómo se obtiene valor de ellas?

Bitcoin -nombre del epítome de las crpitomonedas- hoy lunes 10 de setiembre del 2018 tiene un valor de ¢3,7 millones por unidad. ¿Cómo una moneda digital puede alcanzar semejante valor? La moneda más conocida de esta rama de activos digitales pasó a valer apenas unos centavos en 2009, a picar en poco más de $15.000 en enero del 2018. Hoy se cotiza en poco más de $6.000.

A la mayoría de nosotros nos cuesta entender este concepto alternativo de moneda: uno donde los bancos no son intermediarios o el valor de la moneda no está respaldada por un gobierno. Si no hay un ente emisor que lo respalde, ¿cómo se puede considerar moneda?Los BitCoins y las otras mil criptomonedas existentes son activos digitales, equivalentes a una aplicación que compró en una tienda virtual, una licencia para usar un software, una película que compró en Amazon Prime, Google Play o Apple Store. No son tangibles como billetes y monedas, pero existen en un registro digital y un valor asignado que sube o baja dependiendo de lo que la gente esté dispuesta a pagar por él.

Los BitCoins, al igual que el dinero en su banco, son créditos digitales que usted puede acceder a ellos con un número de cuenta y una clave de seguridad. Al igual que el dinero del banco, usted puede transferirlos confiado de que su destinatario los recibirá sin problema. Y al igual que la moneda tradicional, algunas tiendas en línea aceptan BitCoins como forma de pago, aunque su uso no se ha extendido a los comercios más importantes.

Si usted tiene ¢100.000 colones ahorrados en su banco, esos colones existen en su cuenta y usted puede ver el saldo en un app o cuando entra a la plataforma bancaria en línea. Esto no necesariamente significa que el banco tenga una gaveta identificada con su nombre y 10 billetes de ¢10.000 guardados ahí (sería poco práctico y hasta peligroso). Pero usted confía que ahí están a su disposición.

A diferencia del dinero tradicional, los BitCoins no tienen respaldo de una entidad (banco o gobierno) ni un valor intrínseco claro. Solo tienen un valor asignado por oferta y demanda.

Varios blogs especializados en Tecnología como Mashable, Cnet, así como la revista financiera estadounidense Forbes detallan que los BitCoins fueron creados en el 2009 por una identidad conocida como Satoshi Nakamoto (no se sabe si esa identidad corresponde a una persona o un grupo de personas). Nakamoto puso a disposición 21 millones de BitCoins para crear un sistema de intercambio de esta moneda digital.

El intercambio de la criptomoneda se realiza por medio de algoritmos encriptados (secretos y seguros) para asegurarse de que la persona que transfiere la cantidad de monedas es la misma que el receptor obtiene en su billetera electrónica.

Existe un registro general y descentralizado (es decir, no hay una persona que sea lo posea), que contiene todas las transacciones de los BitCoins, cada una con una llave criptográfica que asegura la transacción. Se le conoce como Ledger. Al estar esta información encriptada, se requiere de un trabajo de validación de las operaciones que muchas personas dedican tiempo, esfuerzo y recurso computacional para hacerlo. Este proceso se conoce como mining, o minado de datos.

BitCoin es una plataforma abierta (más conocida como open source) y cualquier persona puede realizar el trabajo de minería para mantener la criptomoneda circulando. Por realizar este proceso, las personas reciben un pago de aproximadamente 12 bitcoins (que hoy equivaldrían a unos $72.000) por hacerlo. Las personas pueden luego usar ese dinero virtual para pagar bienes y servicios que la acepten, pagarle a personas con este recurso o hacerlos efectivos por medio de servicios en línea que están facultados para hacerlo.

En Costa Rica, la adopción de la criptomoneda es todavía incipiente. A finales del 2017 se instaló el primer cajero que puede transar el dinero digital y permite a los costarricenses comprarla. A finales del 2017, se formó la Asoblocchain, un grupo de aproximadamente 500 miembros, que está vinculada con BitCoin y los procesos de minería.

El Banco Central de Costa Rica en octubre del 2017 lanzó una advertencia para las personas que compran, realizan transacciones y reciben pagos con este circulante “Toda persona que adquiera este tipo de activos digitales, ya sea como forma de ahorro o con el interés de usarlo como medio de pago, y aquellos que lo acepten con esa función en transacciones comerciales, también lo harán bajo su propia cuenta y riesgo, advirtiendo de que estarán incurriendo en operaciones no contempladas por las regulaciones bancarias ni por los mecanismos de pago autorizados por el Banco Central de Costa Rica”, señaló la entidad en esa oportunidad.