BRANDVOICE

Más que un seguro, un resguardo para usted y su familia

Adquirir una póliza es la forma más rápida y eficiente para recuperarse de una pérdida material. Debe verse como una inversión, nunca como gasto.

Existen situaciones que nadie espera, por ejemplo, un accidente, un robo, una enfermedad, o un desastre natural que podrían provocar daños irreparables, o situaciones incómodas que nadie quisiera vivir. Todos son escenarios imprevistos que pueden afectar el presupuesto y el bienestar propio y el de la familia.

En este sentido, un seguro, puede hacer la diferencia, dar tranquilidad y ayudar a reducir el impacto negativo de la eventualidad. Garantizan la protección económica ante ciertos siniestros que le puedan suceder a una persona, hogar, automóvil, empresa u otro activo valioso.

Para Erick Cordero contar con el seguro de desempleo le permitió sacar adelante a su familia tras quedar sin trabajo durante los primeros meses de la pandemia.

“Tengo varios seguros, uno de salud, otro para el carro y el de desempleo. La verdad, los tengo porque me ha tocado ver casos muy dolorosos de personas cercanas que han vivido situaciones inesperadas y por no tener seguro, sufrieron momentos realmente dolorosos y uno no quiere pasar por eso.

Cuando quedé desempleado, la verdad fue una tranquilidad saber que tenía un seguro que me iba a permitir alimentar a mi familia por un período importante de tiempo”, comentó Cordero.

Así funcionan

El seguro es un contrato, conocido como póliza. El asegurado debe cumplir con un pago periódico llamado prima, y la compañía de seguros se compromete a indemnizar u otorgar un capital para cubrir los daños ocasionados ante un incidente.

Son muchos los tipos de seguros que hay en el mercado, solo en Costa Rica hay más de 800 productos de seguros diferentes según la necesidad: de vida, salud, vehicular, tarjetas, viajes, de hogar, estudiantiles, desempleo, incluso para mascotas, entre otros.

Ante la gran variedad, es necesario que tome en consideración las siguientes recomendaciones antes de adquirirlos

Es necesario elegir un seguro que se ajuste al estilo de vida de cada persona o familia. Por ello, es fundamental reconocer el presupuesto con el que se cuenta para este producto y así estar seguros de que es una inversión que se puede mantener en el tiempo.

Compare todas las opciones que existen en el mercado. En el país existen 13 aseguradoras las cuales puede verificar en la página web www.sugese.fi.cr , o bien acudir a un intermediario de seguros (agente o corredor) para que lo asesore de acuerdo con los riesgos que desea cubrir y su presupuesto. En este punto se debe tener claro que hay empresas que no son reguladas por la Sugese, al adquirir sus planes el usuario lo hace bajo su propio riesgo. En estos casos, ante cualquier inconformidad se recomienda comunicarse con la Defensoría del Consumidor.

Para elegir la mejor forma de pago, debe informarse sobre el monto de las primas y fecha de cancelación de las mismas.

Es importante recordar la necesidad de declarar bien el riesgo, ya que tanto una declaración incorrecta, como un reclamo fraudulento, son considerados como delitos.

Razones para tener un seguro

· Es la forma más rápida y eficiente para recuperarse de una pérdida material.

· El costo de inversión para protegerse es muy asequible, si se toma en cuenta lo que se puede recuperar al momento de una pérdida.

· Proteger su patrimonio siempre es una buena decisión.

· Cuando se suscribe un seguro, no solo se obtiene protección a la hora de reponer una pérdida, también se consigue asesoría de cómo reducir la probabilidad de que estos eventos sucedan. A menos que sean riesgos de la naturaleza, que en cuyo caso sucedan, igual se puede proteger.

· Adquirir un seguro no debe ser visto como un gasto. Al contrario, es una inversión que le brindará muchos beneficios y le dará tranquilidad.