Pablo Gabas. 22 julio

Es muy fácil hablar con el periódico del lunes, opinar cuando sabemos qué pasó unos días antes.

Con los resultados todo sabremos de fútbol; sin embargo, es lindo tirar un par de comentarios para que luego el tiempo nos dé la razón.

Haré un resumen rápido, escueto de lo que presumo pasará en este torneo.

San Carlos buscará el bicampeonato. Tiene todas las posibilidades; sin embargo, siempre es difícil el segundo torneo. Sumó jugadores de jerarquía en todas sus líneas, pero para usar una frase trillada, todos quieren ganarle al campeón y ahí deberá estar la mano de su técnico para comandar.

Saprissa depende mucho de Mariano Torres y Michael Barrantes, pues por ellos pasan su fútbol e ideas. Centeno decidió no incluir tantos fichajes bomba, sino que confió con gente que comparte sus ideales. Las dudas se generan más que todo en sus última línea, que a la hora de defender contra rivales que le jugarán a la contra con salidas rápidas, apelará a los traslados rápidos y comunicación constante.

Herediano, de la mano de Jafet, solo me genera la duda en la defensa, con la salida de su capitán Pablo Salazar y otros dos de experiencia como Junior Díaz y Leonardo González. No digo que ni Brown ni compañía lo puedan hacer, pues son grandes jugadores, pero la experiencia le había ayudado mucho a Jafet y sus soldados.

Mínor Díaz, sorpresa el torneo pasado salvando del descenso y metiendo gran cantidad de puntos para quedarse en Primera con la UCR, insistió con la mayoría de los jugadores. Ahora bien, en los últimos juegos del torneo anterior le costó sacar puntos que lo terminaran de salvar del descenso antes de lo previsto. Hoy deberá arrancar con todo para no sufrir al final; ya aprendió y lo que bien se aprende nunca se olvida.

Los comandados por Luis Diego Arnáez (Grecia) cambian el chip después de estar tanto tiempo con un técnico que profesaba más la tenencia del balón. Ahora serán las transiciones rápidas a las que se tendrán que acostumbrarse y ser efectivos. Veremos cuál es el sistema de juego implementado en el cual pueda sacarles el mejor provecho a sus jugadores, por eso es muy promisorio dar una opinión sobre su andar en el torneo.

El Benjamín y recién ascendido Jicaral logró ascender en su tercer intento. Creo que todo su accionar dependerá de su cabeza, Jeaustin Campos, con todas sus mañas, estrategias y recorridos detrás de un tipo de fútbol como Alarcón serán la dupla perfecta para inculcar a los jugadores lo que se van a jugar fecha a fecha.

Estos son los primeros seis equipos. Faltará el resto y lo haremos sin leer el periódico del lunes.