LO ÚLTIMO

Pablo Gabas: ¡No me griten!  key

Cuando su cercanos vieron que el niño sufría cada vez que corría detrás de la pelota, le pidieron al papá que no fuera tan insistente con el pequeño y que lo dejara disfrutar más, que volviera a encontrar esa felicidad de correr tras un balón sin importar si se perdía el juego, daba un mal paso o erraba un gol debajo del marco.

El día que conocí a Diego Armando Maradona  key

Yo vi a Maradona y mi mamá, hincha de Boca, también. El reconocimiento alcanzó para que toda la familia viera al Pelusa levantar sus manos en “el parque”, mientras yo alcanzaba pelotas y mi mamá se emocionaba desde la tribuna.

Cargar más
ESTA SEMANA EN...
LO MÁS LEIDO