Hablemos de trail

Critérium vertical o la primera vez que Carlos corrió en la montaña

¿Alguno recuerda cuándo y por qué empezó a correr?

“Rocío, ¿por qué no llegó a la Critérium? Vino mucha gente, estuvo muy chiva, incluso corrió un muchacho que nunca había estado en una competencia”. Luis Diego Leiva despertó mi curiosidad.

¿Alguno recuerda cuándo y por qué empezó a correr?

Un corredor de asfalto que nunca había entrenado en montaña decidió hacer su primera competencia en una carrera bastante complicada física y mentalmente. Diego solo me dijo que se llamaba Carlos.

Dos días después estaba conversando con él. Esto es parte de lo que hablamos:

“Hola, me llamo Carlos, pero todos me dicen Charlie. Tengo 25 años, y soy diseñador de moda.

“Empecé a correr porque estaba muy deprimido y necesitaba escapar de eso. Un día ya no lo aguanté y literalmente salí corriendo de mi estilo de vida. Esto fue en el 2017, a partir de ese momento las cosas no fueron las mismas.

“No tengo equipo, entreno solo y soy corredor de asfalto.

“Critérium, efectivamente, fue mi primera competencia. Aunque siento que la palabra competencia despoja al evento de la diversión que yo experimenté. Llegué a la salida con mi mejor amiga, ella no hizo la carrera pero me esperó con mucho cariño en la meta.

“Aunque solo corrí una vuelta (4.6 km), no lo hice por querer lograr el podio, yo quería probarme a mí mismo que podía hacerlo y lo logré. Fue genial.

“El peralte de la cuesta era súper opresivo y en ocasiones sentía que no daba más: sin embargo, la sensación de estar en un lugar tan bonito, haciendo algo que nunca había hecho, me hacía sentir vivo.

“¿Por qué la hice? Me animé a hacerla porque necesitaba confirmarme a mí mismo que yo podía.

“Siento que la cuesta representó los obstáculos que enfrento en este punto de mi vida. En mi mente solo estaba el pensamiento de completar el ascenso de la carrera porque en ella encontraría la fuerza para no rendirme...¡y tenía razón! He pasado días bastante bonitos desde que terminé esa carrera.

“Me sorprendió mucho un aspecto: siempre pensé que los otros corredores serían personas ‘juega ‘e vivas’ y difíciles, y lo que me encontré fue un grupo de personas cálidas disfrutando en comunidad.

“¿Que si me gustó? Claro que sí, uno como corredor está medio condicionado a ser masoquista. Pero más allá de eso el lugar era precioso y la experiencia fue increíblemente memorable.

“Me encantó el descenso; la sensación de bajar con tanta velocidad sobre un terreno tan inestable, sabiendo que cualquier error supondría una caída potencialmente catastrófica, era bastante intimidante. El 50% de mí estaba en modo supervivencia; y el otro 50%, seguía anonadado con las majestuosas vistas. Mientras bajaba pensaba: ‘Así que esto es lo que realmente significa estar vivo’.

“En mis entrenamientos no tengo tanto verde. Desde la Critérium quiero menos asfalto y más lastre o senderos, siento que quiero llegar más lejos y más arriba de lo que hasta ahora había logrado.

“Me siento tan animado que quiero salir corriendo a enfrentarme con todas las pruebas que la vida tenga para mí, tanto como deportista, como artista y como persona.”

Agradecimientos por las fotos al gran Luis Chaves que logra que todos quedemos bonitos aunque estemos muriendo de cansancio, y a Carlos Quesada por el video con en drone.

Si tienen algún entrenamiento o competencia en mente, hablemos. Siempre podemos hablar de trail.

Rocío Nieves

Rocío Nieves

Gestora de redes sociales y plataformas digitales. Estudió Literatura con énfasis en Edición en Perú, su país de origen.