Fabrice Le Lous. 17 abril
.
.

¿Qué es un ‘pasaporte covid’; o pasaporte sanitario de vacuna contra la covid-19; o pasaporte de vacunación? La mejor forma de describirlo es como un certificado de salud que comprueba la inmunización de una persona, en medio de la pandemia.

No se trata por ahora de un pasaporte como los que conocemos, para ingresar a otro país, y tampoco es que nos pondrán una visa sanitaria en nuestro documento de viaje --en todo caso no es lo que está pasando en este momento. Se trata de un permiso oficial que se está usando para ingresar a estadios o negocios en los lugares donde ya existe este útil invento.

Explicamos cuáles hay y cómo funcionan.

El “Coronapas” de Dinamarca

El de Dinamarca, llamado “Coronapas”, está disponible a través de una aplicación segura o en formato impreso. El certificado oficial se le genera a una persona en los siguientes casos:

--La persona ya fue vacunada completamente (con todas las dosis indicadas según la vacuna que se le aplicó).

--La persona tiene una prueba negativa de covid-19 realizada en las últimas 72 horas (debe ser de antígenos o PCR, y en ambos casos tiene una validez de 7 días posteriores a la realización de la prueba).

--La persona dio positivo por covid-19 entre las últimas 2 a 12 semanas (la persona se recuperó de la enfermedad).

Este certificado otorga accesos a negocios no esenciales, que han sido duramente afectados por los distintos niveles de confinamiento.

El “Coronapas” permite que las personas ingresen a salones de belleza, restaurantes, o que puedan tomar clases de manejo, según describe Euro News.

Dinamarca es uno de los primeros países europeos en tener esta herramienta, pero la Unión Europea espera unificar esfuerzos y generar certificaciones sanitarias válidas en junio próximo para sus 27 países. La Comisión Europea aprobó el llamado “pasaporte europeo de vacunación” en marzo pasado.

“Queremos ayudar a los Estados miembros a devolver la libertad de movimientos de forma fiable”, dijo entonces Úrsula Von der Leyen, presidenta de la Comisión.

En Dinamarca, país de 5,8 millones de habitantes, el número de nuevos casos de SARS-CoV-2 es cuatro veces menor que en diciembre, cuando el país había iniciado un confinamiento con cierre de escuelas y comercios no esenciales, que ahora están abiertos.

En Dinamarca ya se ha vacunado totalmente a 17% de la población, y faltan 193 días para alcanzar la inmunidad de rebaño, según el sitio Time to Heard y el rastreador de vacunación mundial del New York Times.

Nueva York: “pasaporte” para entrar al Yankee Stadium

En Estados Unidos (EE.UU.), las autoridades federales de Salud ya le dan una especie de tarjeta blanca a las personas que culminan sus procesos completos de vacunación (la mayoría con sus dos dosis del medicamento de Pfizer). Pero como indica The New York Times, estos son fáciles de recrear y ya hay estafadores en Internet que los ofrecen por dinero.

Aunque el debate está abierto en el país para crear un documento oficial como el “Coronapas” danés, el Gobierno Federal ha dicho que no introducirá un pasaporte de vacunación digital por mandato federal.

Cada estado puede crear su propio pasaporte. Es el caso de Nueva York.

En marzo, Nueva York se convirtió en el primer estado norteamericano en lanzar un certificado de salud digital llamado el “Excelsior Pass” (“excelsior”, que en latin significa “siempre arriba”, es el lema oficial del estado). Esta especie de “pasaporte covid” verifica que la persona tiene un test negativo de covid-19 reciente, o bien que ya fue totalmente vacunada.

Esta aplicación genera un código QR que se puede escanear en los negocios no esenciales abiertos para verificar la información sanitaria. Este pase ya se ha usado miles de veces en el último mes para entrar al Yankee Stadium, al Madison Square Garden o a otros eventos con audiencias más pequeñas.

Para evitar fraudes, la mayoría de negocios neoyorquinos piden mostrar el “Excelsior Pass” junto con la cédula de identidad.

Otros estados como Texas y Florida, por el contrario, han prohibido que los negocios exijan certificados de vacunación para dejar que los clientes ingresen a sus locales.

En el debate público norteamericano sobre un “pasaporte covid” entran los temas de desigualdad y privacidad.

En EE.UU. ya se ha vacunado totalmente a 30,31% de la población, y faltan 78 días para alcanzar la inmunidad de rebaño, según el sitio Time to Heard y el rastreador de vacunación mundial del New York Times.

El “Green Pass” de Israel

En Israel existe el “Green Pass”, que se debe mostrar para ingresar a gimnasios, conciertos, bodas o restaurantes a puertas cerradas.

Israel ya vacunó a más de la mitad de su población (57,97%), y las autoridades han dicho que, cuando reabran sus fronteras a los visitantes de otros países, hará pruebas de sangre en el aeropuerto para probar que la persona ya fue vacunada.

Cuando haya un certificado o pasaporte de vacunación internacional para viajeros, Jerusalén ha enfatizado que no requerirá continuar con sus pruebas de sangre in situ.

En Israel ya se ha vacunado totalmente a 58% de la población, y faltan 190 días para alcanzar la inmunidad de rebaño, según el sitio Time to Heard y el rastreador de vacunación mundial del New York Times.

Las dudas con el ‘pasaporte covid’

Los pasaportes de vacunación no son nuevos. Para viajar a algunas regiones de países latinoamericanos como Colombia o Perú, a los ticos nos piden un certificado de vacuna contra la fiebre amarilla, por ejemplo. Con la advertencia de que si la persona viaja sin ese requisito, existe la posibilidad de que no la dejen pasar del aeropuerto.

En el caso de la pandemia de la covid-19, el tema con los certificados es que no hay forma de que sean 100% seguros. Es decir, hay varios casos confirmados por la ciencia de personas que se han curado de covid-19 y se vuelven a infectar. Y también hay casos de personas totalmente inmunizadas con alguna de las vacunas disponibles que se han enfermado gravemente.

Vacunas como la de Pfizer y BioNTech han demostrado ser seguras y eficaces por poco más de seis meses --los que lleva la vacuna de existir y aplicarse. Pero lo que pueda pasar en el futuro inmediato es una interrogante, porque la pandemia es aún muy nueva, y las vacunas se lograron en tiempos récord.

Además, también hay dudas sobre la legalidad y el manejo de la información personal. ¿Estos pasaportes de salud deben ser administrados por gobiernos o por empresas privadas? Los pasaportes comunes son emitidos por las naciones, de forma oficial. Es una pregunta que genera debate.

Desde luego, también están las personas que no deseen vacunarse (llamados “antivacunas”). Automáticamente se le cerrarán las puertas del… ¿resto del mundo? Como ya hemos explicado, la ciencia ha demostrado que las vacunas funcionan, pero tampoco se puede obligar a las personas a vacunarse. En este contexto, quienes no quieran ser inmunizados tendrían que renunciar a viajar.

Ojo: En Costa Rica ya se ha vacunado totalmente a 7,1% de la población, y faltan 463 días para alcanzar la inmunidad de rebaño (esto con los datos al 12 de abril de 2021; con la velocidad de las campañas de vacunación actuales), según el sitio Time to Heard y el rastreador de vacunación mundial del New York Times.