Fabrice Le Lous, Giovanni Cordero, Lucía Sánchez.   15 enero

¿Has escuchado mencionar el brexit últimamente? Es muy probable que sí, porque han sido días movidos en Reino Unido con el tema. Este martes 15 de enero de 2019, Theresa May, primer ministra de RU, sufrió un duro golpe político: la Cámara de Comunes (la Asamblea) rechazó su acuerdo del brexit por muuuucho, y deja al país al borde una salida “dura” de la Unión Europea. Un destino que nadie quiere. Pero don’t worry: te explicamos todo aquí.

By the way: ella es Theresa May. Foto: AFP
¿Qué es el brexit y con qué se come?

Mmm… Se podría comer con fish and chips, o con pudín de Yorkshire*, por aquello de darle al cliché el espacio que se merece. Y pues… el brexit no es más que la salida del Reino Unido (United Kingdom; UK) de la Unión Europea. Es algo gigante, porque ningún miembro se ha salido hasta ahora.

El 51,9% del Reino Unido eligió salirse de la UE el 23 de junio del 2016, en un referendo que fue noticia mundial. El 48,1% restante votó que no. Más de 30 millones de personas fueron a votar: un registro histórico de participación. Pero lo más curioso llegó el día 24 de junio, cuando las primeras búsquedas en Google en el país eran: ¿Qué es la Unión Europea? Súper plop 🤦

Pero bueno, ya pasaron dos años y medio desde la votación, y la salida definitiva de Reino Unido de la UE se debería consumar pronto, pues ya se redactó un primer acuerdo entre el Ejecutivo británico y la UE con las bases de la separación. Seguido al acuerdo, eso sí, hay un gigantesco asterisco: la Cámara de los Comunes (o diputados). Ya te contamos, pero antes de conocer las últimas noticias, te invitamos a que aprendás con nosotros unos detalles.

Detalle 1: Referendo de 2016

Reino Unido es un país de cuatro países, por decirlo así. Comprende Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Así se dividió la votación a favor y en contra del brexit en los cuatro territorios:

Inglaterra: 53,4% SÍ / 46,6% NO

Escocia: 38% SÍ / 62% NO

Gales: 52,5% SÍ / 47,5% NO

Irlanda del Norte: 44,2% SÍ / 55,8% NO

De los cuatro, Inglaterra es el que tiene más habitantes, y fue determinante en el resultado final.

A finales de 2019 salió la opción de un segundo referendo sobre el brexit. Aún es temprano para saber si ocurrirá, pero hay partidos que están empujando por ello en Londres.

Detalle 2: ¿Qué es la Unión Europea?

Es una asociación político económica de 28 estados europeos soberanos e independientes que decidieron poner en común parte de esa soberanía en algunos ámbitos, como migración y asilo, comercio, energía, medio ambiente y muchos más.

Detalle 3: No confundir islas británicas, Gran Bretaña, Reino Unido, Inglaterra e Irlanda

Islas Británicas: es un punto geográfico. Es el archipiélago al noroeste de Europa donde están el Reino Unido y la República de Irlanda. También comprende islas menores como la Isla de Man.

Gran Bretaña: es un punto geográfico. Es la isla más grande de las Islas Británicas. En ella están las naciones de Inglaterra, Escocia y Gales.

Reino Unido: Es un Estado unitario comprendido por cuatro naciones: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Su capital es Londres, en Inglaterra.

Inglaterra: Es una nación que forma parte del Reino Unido.

Irlanda: es un punto geográfico. Es la segunda isla más grande de las Islas Británicas y está políticamente dividida en dos: República de Irlanda e Irlanda del Norte. Esta última pertenece al Reino Unido.

Detalle 4: Origen de “brexit”

Es un acrónimo de “Britain” (Bretaña) y “exit” (salida). Es decir, “la salida del Reino Unido”.

Ahora sí, sigamos.

¿Qué es lo último que ha ocurrido?

El pasado 14 de noviembre se redactaron las bases de la separación entre Reino Unido y la UE, luego de meses de negociaciones. A este acuerdo podemos llamarle “el acuerdo de Theresa May”, pues ella lideró los esfuerzos del gobierno británico para negociar con la UE. Los grandes acuerdos que resultaron del megadocumento de 599 páginas sobre la separación son:

👉El Reino Unido saldrá de la UE el 29 de marzo del 2019 a las 11:00 p. m. A partir de ese momento, tendrá un período de transición de 21 meses. Este se podrá extender una vez y el plazo máximo para la solicitud de la prórroga es julio del 2020. Eso sí: solo podrá obtener una prórroga si los otros 27 miembros de la UE están de acuerdo.

👉Sobre Irlanda del Norte (del Reino Unido) y la frontera con la República de Irlanda (de la UE) todavía hay dudas, pues sería la única frontera terrestre del Reino Unido con la UE. Irlanda teme que con el brexit reaparezca una frontera física “dura” entre ambas naciones, y que esta vuelva a traer la violencia de décadas que fue apagada en 1998 con los históricos acuerdos del Viernes Santo.

Las negociaciones en este punto continúan, pues las propuestas de Londres no convencen a la UE y la de la UE no satisface a Londres. De hecho, este tema ha estado a punto de colapsar los acuerdos y es el rubro que podría activar la prórroga para que el brexit no sea el 29 de marzo. Síp; lo sabemos, es un poco enredado, pero it is what it is. Más adelante te detallamos el caso de las Irlandas.

👉La factura de salida será de aproximadamente 45.000 millones de euros. El Reino Unido debe ese dinero a la UE y debe pagarlo antes de consumar su salida. De hecho, por el 2019 y el 2020 deberá seguir contribuyendo al presupuesto comunitario europeo.

👉Los europeos que viven en el Reino Unido y los británicos que viven en Europa no sufrirán ninguna afectación.

👉Reino Unido y España deberán cooperar en lo que respecta a Gibraltar, el enclave británico que reclama Madrid.

El gran pero de estos acuerdos es que la mayoría del Poder Legislativo considera que este acuerdo es lesivo para el RU y beneficioso para la UE.

El pasado martes 11 de diciembre, la Cámara de los Comunes estaba presta a votar en apoyo o rechazo del acuerdo May-Bruselas. Theresa May necesitaba 320 votos para salir airosa con su negociación de brexit, pero solo pudo amarrar los 315 votos de su partido Conservador. A un paso de perder, la primer ministra decidió aplazar la votación sin dar una fecha concreta para la reposición. Esto enloqueció, por así decirlo, al mayor partido opositor: el Laborista. Sobre el tema hubo una nebulosa de suspenso cuyo nudo se desató en enero con una gran derrota para May.

Este martes 15 de enero de 2019, la Cámara de los Comunes rechazó el martes por una aplastante mayoría el acuerdo de brexit negociado por la primera ministra británica con la UE. El acuerdo fue rechazado con los votos en contra de 432 diputados, frente a 202 a favor, pese a las advertencias de May sobre la “incertidumbre” que provocaría esta decisión. (Nótese que veintenas de diputados del partido de May, que ella contaba como votos a su favor en noviembre, votaron en su contra este martes).

La nebulosa de suspenso da paso a una de incertidumbre. ¿Habrá brexit sin acuerdo entre RU y UE? Estamos a solo dos meses de la fecha de salida del RU de la UE y la pregunta es válida. Por lo pronto May promete tener un nuevo acuerdo para el lunes 21 de enero, pero el partido Laborista amenaza con meter una moción de incompetencia de May a votación en la Cámara de Comunes. Si May pierde en una votación contra ella, podría salir del poder. Eso sí: es poco probable que sus diputados voten en su contra, aunque muchos “rebeldes” sí votaron en contra de su acuerdo de brexit.

Se vienen capítulos interesantes y dramáticos en los próximos días, y te los tendremos todos aquí. You’re welcome.

¿Por qué el Reino Unido quiere realmente dejar la Unión Europea?

Hay muchas razones.

La Unión Europea solicita a sus integrantes un modelo de fronteras abiertas entre miembros, la generalización del euro, la adaptación de un modelo económico particular en el continente, entre otras cosas. El Reino Unido no ha apoyado todas las medidas y a lo largo de la historia ha dado pasos alternativos a lo propuesto por la UE. El mejor ejemplo de esto es que no admitió el euro como moneda, sino que guardó su libra esterlina.

En un reportaje de la BBC de 2016 sobre las razones de miles para salir de la UE, figuraban estas:

Permitir que Reino Unido crezca a un mejor ritmo y sin tener que pagar miles de millones de euros para ayudar a otros miembros. La idea es que Reino Unido, una de las 5 economías más robustas del mundo, siga creciendo a paso natural de potencia y no de ayudante de economías menos influyentes.

Reducción de inmigración y recuperación absoluta del control de las fronteras de la isla.

Imposición de visas para miembros de la UE que tomen la decisión de vivir en Reino Unido.

Más independencia, en general.

Te dejamos esta pequeña línea del tiempo con los acontecimientos más importantes en la relación entre Reino Unido y la UE.

1973: el Reino Unido ingresa a la Unión Europea durante el gobierno conservador de Edward Heath.

1975: se celebra un referendo para decidir si permanecía o no. Gana el sí.

1985: el Reino Unido se mantiene al margen del espacio Schengen, en el que 26 países abolen sus fronteras internas.

1993: el Reino Unido se integra al mercado único, en el que se movilizan personas y bienes entre los países miembros de la Unión Europea como si fueran uno mismo.

2002: Aparece el euro y 12 estados lo apoyan y cambian su moneda. Reino Unido no lo hace.

2016: Referendo brexit para saber si Reino Unido se queda en la UE. Ganó el no.

2019: Salida prevista del Reino Unido de la UE.

Polémica con Irlanda: ¿Por qué no quieren una frontera “dura”?

Volvemos a la bella isla de Irlanda, dominada por colinas verdes, melodías de arpa y misteriosos megalitos de piedra.

La Unión Europea insiste en que no se cree una frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte hasta que el Reino Unido y la UE puedan acordar cómo será la relación comercial después del brexit.

Entre mediados de los años 60 y finales de los 90 la isla irlandesa sufrió un enfrentamiento sangriento conocido como The Troubles (Los Problemas), que provocó al menos 3.500 muertos y más de 47.000 heridos, y tenía factores políticos, sociales y étnicos.

El conflicto fue primordialmente político y nacionalista. Lo unionistas, en su mayoría protestantes, querían que Irlanda del Norte permanezca en el Reino Unido, mientras que los republicanos, mayoritariamente católicos, querían que la nación se una a la República de Irlanda. Hubo creación de guerrillas, enfrentamientos de baja intensidad, atentados terroristas y otros sucesos. Muchos eventos bélicos tuvieron lugar en la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

En 1998, tres décadas después, el conflicto llegó a su fin con los llamados Acuerdos del Viernes Santo, firmados en Belfast el 10 de abril de ese año. Los acuerdos dieron más autonomía a Irlanda del Norte y se logró la repartición del poder entre católicos y protestantes.

Por esta razón es tan delicado el tema fronterizo entre esas naciones en el contexto brexit. La misión de la UE y de Londres es encontrar una solución conjunta que no afecte la seguridad de la isla irlandesa, que sea consecuente con el resultado del referendo de 2016 y pragmático con los objetivos comerciales de todos. Y a esto se le añaden las luchas políticas en Londres por un acuerdo que la mayoría de diputados acepte. Wish you luck con eso, folks. El reloj corre.

*Este es un pudín de Yorkshire: