Jairo Villegas S..   15 julio
La tica Silvia Acuña Paniagua en Atenas, Grecia.

Por las noches, la costarricense Silvia Acuña Paniagua se asoma por la terraza del apartamento donde reside para contemplar su lugar favorito en Atenas, la capital de la romántica Grecia.

Entre las luces de la ciudad sobresale un lugar lleno de historia: la Acrópolis.

Ese majestuoso escenario de la Antigua Grecia está apenas a un kilómetro de donde ahora vive Silvia, quien es oriunda de Barva de Heredia.

Vista de la Acrópolis desde la terraza del apartamento donde vive la costarricense Silvia Acuña Paniagua en Atenas, Grecia. Fotografía: Silvia Acuña Paniagua

Desde hace año y tres meses se mudó a Grecia, pues de ese país es el amor de su vida, un griego llamado Giannis Bastarouxas.

No fue ahí donde se conocieron. La vida los hizo cruzarse miradas en España hace casi cuatro años.

Desde ese momento mantuvieron una relación a distancia, sin importar que quizás algunas personas podían dudar de que funcionara.

Se veían cada seis meses; ella iba a Grecia o Giannis venía a Costa Rica.

“Lo hacíamos para estar juntos, hasta que tomamos la decisión de casarnos y vivir nuestro gran amor”, dice Silvia, de 33 años.

La tica Silvia Acuña Paniagua y su esposo Giannis Bastarouxas en Atenas.

Además de maravillarse con la vista de la Acrópolis, a 200 metros de donde esta tica vive se ubica el Estadio Panathinaikó, construido totalmente de mármol blanco.

“También tenemos muy cerca el templo de Zeus del siglo VI a.C., con sus hermosas y gigantes columnas”, describe.

Por ahora, Silvia estudia el idioma griego; aquí llevaba la carrera de Medicina y por muchos años trabajó en una farmacia y luego como asistente en una clínica oftalmológica.

Ver más!

Sus padres y hermanas, así como algunos primos y amigos la acompañaron durante la boda, que se celebró en Grecia. Silvia aún no ha podido venir a Costa Rica, aunque tiene fe de hacerlo pronto.

Conoce a dos ticas que tienen más de 35 años de vivir en ese país europeo bañado por los majestuosos mares Mediterráneo, Egeo y Jónico.

“Vivir en Grecia es increíble, todo a nuestro alrededor es realmente sorprendente, es como vivir en una película, es una escuela, ya que todos los días aprendo cosas nuevas”.

“La cultura, las costumbres y el idioma son muy diferentes y difíciles, pero poco a poco me acostumbro”, dice Silvia.

Atardecer en Santorini. Fotografía: Silvia Acuña Paniagua

Para compartir un poco su vida en esa nación, así como consejos para quienes deseen visitar ese paraíso, Silvia tiene un blog en Facebook llamado Mi gran amor griego.

Silvia cuenta que Grecia aún intenta escapar en la intensa crisis económica que la atrapó desde finales del 2009.

Lamenta que el país todavía tiene cicatrices muy evidentes de ese colapso financiero.

Al compararla con Costa Rica, Silvia dice que ese país europeo es mucho más barata, especialmente en cuanto los medicamentos. “Es increíble la diferencia de precios”.

Imagen de Santorini. Fotografía: Silvia Acuña Paniagua

Sobre los habitantes de ese país, Silvia explica que son muy alegres, amables, buenos amigos y leales.

Hace una referencia adicional: “Es vital salir con tus amigos una vez por semana a tomar café”.

“También son muy creyentes, aman, cuidan y respetan su historia y sus tradiciones. Las familias griegas son muy unidas y controladoras”.

Esta costarricense enfatiza que, en su caso, la han aceptado sin mayores problemas. “Nunca me han tratado mal por ser extranjera; es más, los griegos se emocionan cuando intento comunicarme en su idioma. Cuando me preguntan de dónde soy y les digo que de Costa Rica, todos recuerdan el Mundial del 2014 (la Selección Nacional eliminó a Grecia de los octavos de final en penales)”.

El Partenón en Atenás, Grecia. Fotografía: Silvia Acuña Paniagua

Hay una curiosidad que Silvia subraya, para que la tome en cuenta por si visita esa nación: asegura que los griegos conducen muy mal y hablan a gritos. “Al inicio pensaba que estaban enojados, pero es su forma de hablar”.

Silvia adora admirar la Acrópolis por las noches desde su terraza y caminar por las callecitas de piedras presentes en la ciudad.

“Lo que menos me gusta es que Atenas es muy desordenada y un poco sucia; muchos edificios abandonados. Las secuelas de la crisis son muy evidentes”.

“También, algo que me duele mucho es mirar miles de refugiados, especialmente sirios y africanos, huyendo de las guerras y que desgraciadamente están atrapados en Grecia, ya que los demás países vecinos cerraron las fronteras. Aquí están en muy malas condiciones aunque el gobierno intenta ayudar. En la actualidad hay 72.000 refugiados atrapados en Grecia”, expresa esta compatriota.

La costarricense Silvia Acuña Paniagua vive desde hace año y medio en Atenas, con su esposo, el griego Giannis Bastarouxas.

La vida lejos del hogar la hace tener deseos de comer gallo pinto, la natilla, la yuca y la papaya.

“Extraño demasiado mi país, salir de casa y mirar las montañas, extraño muchísimo las lluvias, el olor al café y la comida de mamá”.

Silvia tiene una ventaja, la comida griega es deliciosa. Ella le agrega dos adjetivos más: “saludable y muy económica”.

“La familia de mi esposo me enseña nuevos platillos cada día. Escoger un plato favorito es muy difícil, ya que todos son exquisitos, pero la salsa de yogurt Tzatziki y la ensalada griega Horiatiki, con muchas aceitunas y queso feta, son mi debilidad”.

Silvia Acuña Paniagua en Atenas, Grecia.

Silvia habla con propiedad sobre Grecia, por lo que sus consejos turísticos pueden ser muy importantes para un tico que desee visitar ese país. Estos son algunos de sus apuntos:

1-Los meses más económicos, tranquilos y con mejor clima son marzo y octubre.

2-En verano (de junio a setiembre), Grecia es increíblemente viva y alegre, pero el clima es extremo. Llegamos hasta los 45 grados y la cantidad de turistas es increíble. No puedes tomar fotografías. Son demasiadas las personas atravesadas y es la época más cara para viajar.

3-Grecia es el país de las islas, con más de 2.500 islas y 117 islas habitadas.

4-Desgraciadamente, la mayoría de la gente habla o quiere visitar la isla de Santorini, pero Grecia es más que Santorini. Obviamente la isla es maravillosa, es como estar en otro mundo. Tanto turismo está afectando la isla y la convierte en una de las más costosas del país.

5-Otras islas preciosas son, por ejemplo, Mykonos, Corfú, Kefalonia, Rodos, Naxos, Creta, Zakintos y Lefkada.

6-Ahorrar es fácil, ya que Grecia no es tan costosa. La comida y el hospedaje tienen un precio muy accesible. Lógicamente depende de lo que busque o los lugares que quiera visitar. Las islas de Mykonos y Santorini son las más costosas.

7-El transporte público también es muy cómodo.

8-En temporada de octubre a marzo, los primeros domingos del mes la Acrópolis es gratis y pueden aprovechar.

9-Grecia es un país muy seguro, pero hay lugares muy inseguros y complicados como el barrio de Omonia. No lo camines de noche y menos solo.

La tica Silvia Acuña Paniagua con sus padres, Carlos Acuña Sánchez y Ana María Paniagua Hernández, en Atenas, Grecia.

10-Hay muchos carteristas y ladrones de bolsas en las estaciones de metro y cerca de las atracciones turísticas, por lo que debes tener precaución con las pertenencias.

11-Consejo: utiliza un cinturón de dinero o deja todos los objetos de valor en el hotel y lleva una copia del pasaporte. Desgraciadamente, si pierdes o te roban el pasaporte no podrás recuperarlo, ya que aquí no hay ni consulado ni embajada de Costa Rica.

12-Es conveniente seguir las precauciones habituales, como por ejemplo no caminar solo por la noche ni exponer visiblemente celulares o billeteras.

13-Al cruzar la carretera, sean muy precavidos porque hay muchísimos accidentes de tránsito. Conducen muy mal y no respetan las señales. Hemos sido testigo de graves accidentes de tránsito a turistas.

14-Los lugares imperdibles son:

Acrópolis y museo de Acrópolis.

Estadio Panathinaikó.

Templo de Zeus.

Templo de Poseidón en Sounio.

Monte likabetos (es aquí donde vas a encontrar las mejores panorámicas de la ciudad).

Caminar por Plaka.

Visitar Corinto y el Teatro Epidauro.

Visitar Meteora y sus monasterios.

Visitar la cuidad de Tesalónica.

Antigua Olympia.

Delfos.

Alguna isla, pueden ser las más famosas como Santorini, Mycokos, Rodos o Creta, o bien visitar alguna playa griega.

Silvia admite que el idioma griego es muy complicado y difícil, pues hay muchos diptongos que prácticamente son imposibles de pronunciar para quienes hablamos español.

La tica Silvia Acuña Paniagua vive en Grecia desde hace año y medio.

Eso también lo extraña, conversar con alguien en su lengua materna. “Pero poco a poco avanzo con el griego y ya puedo comunicarme mejor”.

“Por el momento volver a Costa Rica no está en nuestros planes. Estamos formando nuestra vida acá. Mi esposo dice que algún día le gustaría tener una cabaña con vista al volcán Arenal”, concluye esta costarricense.

Mapa de Grecia.

Datos de Grecia

Capital: Atenas

Extensión territorial: 131.957 kilómetros cuadrados (2,5 veces más grande que Costa Rica)

Población: 10,77 millones (el doble que en Costa Rica)

Idioma: Griego

Moneda: Euro (1 euro equivale a ¢666).

Visa: No es necesaria para ticos

Esta es la quincuagésima sétima historia sobre costarricenses que dejaron su país por diferentes circunstancias, se adaptaron a otra tierra, pero guardan el cariño por sus raíces.

Todas mis notas de Ticos lejos del hogar y viajes en este enlace.