Por: Jairo Villegas S..   23 junio
Este es uno de los rincones de Taxco, México. Fotografía: Jairo Villegas S.

Taxco, México. A tan solo tres horas de la Ciudad de México, en un cómodo autobús, se encuentra la hermosa ciudad de Taxco, uno de los llamados pueblos mágicos debido a su fascinante arquitectura.

Este lugar, en el estado de Guerrero, es muy famoso también por la venta de joyería de plata, de muy alta calidad, que podrá encontrar con solo caminar por cualquiera de sus lindas callejuelas empedradas.

La ciudad es colonial y la plaza principal se llama Borda, que pasa repleta de turistas que disfrutan de la hermosura de este lindo rincón mexicano. Lo invito a ver el siguiente video corto que hice en mi reciente visita a Taxco.

Ver más!

Si va al Distrito Federal y desea darse una escapadita a otra ciudad, Taxco puede ser una buena alternativa, pues no está tan lejos. Recuerde que México, al ser un país tan grande, las distancias suelen ser enormes, así que un viaje de tres horas está dentro de lo normal.

Incluso, si no tiene suficiente tiempo, puede ir y volver el mismo día, aunque pasar una noche en Taxco le puede resultar fabuloso.

Si se anima, vaya en transporte público para que ahorre dinero.

Lo que debe hacer es llegar en metro a la estación Tasqueña, que corresponde a la línea dos. No tendrá pérdida pues es la última parada.

Dentro de la estación del metro, solo siga la rotulación que indica Terminal de Autobuses Tasqueña, que está a un lado de la parada del metro y tren ligero (el que lo lleva al Estadio Azteca o a XochimilcoI.

Taxco es una bella ciudad colonial en Guerero. Fotografía: Jairo Villegas S.

Una vez en la terminal Tasqueña busca alguna de las empresas de autobuses que dan el servicio a Taxco. El pasaje ida tiene un costo de 235 pesos mexicanos, que equivalen más o menos a $12, es decir, ¢7.000; el pago incluso lo puede hacer con tarjeta de crédito.

Esas unidades tienen asientos reclinables y durante el viaje disfrutará de alguna película. Además, antes de abordar le obsequiarán una botella de agua o una gaseosa, así como un paquetito de papitas.

Desde el DF, algunos de los horarios son: 6:45 a. m., 7:05 a. m., 9:10 a. m., 10:05 a. m., 12:35 p. m., entre otros.

Hay otros autobuses aún más cómodos, pero cobran $4 más por trayecto, es decir, ¢2.300, eso sí, con menos frecuencias. Por ejemplo, por las mañana sale a las 8:05.

Cualquier rincón de Taxco que recorra, lo sorprenderá. Fotografía: Jairo Villegas S.

Al visitar alguna ciudad fuera del DF solo compro el tiquete de ida y luego, cuando quiero regresar, adquiero el de vuelta. ¿Por qué? Así no quedo amarrado a un horario. No obstante, en ocasiones las empresas ofrecen algún descuento si se compra ida y vuelta, sobre todo si se hace mediante Internet.

Una vez que llegue a Taxco, puede buscar el teleférico para darse un lindo paseo por 90 pesos mexicanos ($5, ¢2.900).

Al terminar, puede abordar una de las combis (busetitas pequeñas) que por muy poco dinero lo lleva al centro de Taxco. También se puede llegar caminando, aunque es un ascenso.

La comida en Taxco es muy económica y deliciosa. Además, podrá comprar diversos productos de plata a muy buen precio.

Los negocios más grandes, y muchas veces más caros, aceptan tarjetas, pero los artesanos que venden en los puestos callejeros, quizás a un mejor precio, solo reciben efectivo (pesos mexicanos).

La ciudad de Taxco tiene el título de pueblo mágico. Fotografía: Jairo Villegas S.

Si debe cambiar dólares en Taxco, las casas de cambio exigen presentar el pasaporte, para que lo tome en cuenta; recuerde que muchas veces el mejor cambio lo consigue en el Distrito Federal.

La otra opción es hacer retiros en cajeros automáticos, que cobran una comisión por cada transacción, pero por lo general son unos $2 (¢1.150).

Precisamente cuando alguien me pregunta sobre dónde cambiar dinero en México, a mí lo que más me ha resultado es hacerlo en el aeropuerto, pero no en la primera casa de cambio, sino que a la salida, tanto en la terminal 1 como en la 2, hay muchos locales pequeños de cambios de divisas.

Todos tienen los precios anunciados, así que debe caminar y comparar, pues puede ser que reciba hasta un peso mexicano más por dólar según donde cambie. Le puede parecer poco, pero con 100 pesos mexicanos ($5, ¢2.900) le sobra en un almuerzo de deliciosos tacos, tlacoyos, pellizcadas o tostadas, pues ese país es muy barato.

Ver más!

Al terminar el paseo, solo tome en cuenta esto: hay dos terminales de buses en las afueras de Taxco, a casi 1,5 kilómetros de diferencia, así que informarse bien de cuál parte el autobús en que regresará al Distrito Federal.

Una vez en Tasqueña, puede regresar a su sitio de hospedaje en el metro.

Buen viaje y disfrute de Taxco.