Por: Jairo Villegas S..   14 mayo
Ver más!

Ciudad de Guatemala. Guatemala es uno de los destinos favoritos de los costarricenses para hacer turismo, quizás por la cercanía, la oferta turística que ofrece y los precios bajos en los tiquetes aéreos, hospedaje y alimentación.

Ese entusiasmo por conocer o repetir un viaje a esa nación se refleja en los datos suministrados por la Dirección General de Migración de Guatemala: solo en el 2017, un total de 71.000 ticos ingresaron a ese país.

Aunque no necesariamente todos lo hicieron por turismo, es muy probable que si alguien fue por negocios o por otra razón, también reservó un poco de tiempo para darse una vuelta y disfrutar de algunos de los encantos.

De hecho, en el ranquin de ciudadanos que fueron a ese lugar el año anterior, Costa Rica ocupó el quinto lugar, tan solo superada por El Salvador (1,3 millones de personas), Estados Unidos (382.000), México (105.000) y Honduras (103.000), según el reporte de las autoridades chapinas.

Fabiola Orozco, compatriota que tiene nueve años de vivir en Ciudad de Guatemala, me atendió el 6 de mayo anterior en plena Plaza de la Constitución, en la capital, para aconsejar a quienes desean darse una escapada por esa república que mide un poco más del doble que Costa Rica y cuya población triplica la nuestra.

La costarricense Fabiola Orozco tiene nueve años de vivir en Guatemala. Su esposo, Rolando Vásquez, es guatemalteco. Ellos tienen dos hijos: Sebastián, de 14 años; y Andrés, de seis.

Ella es la administradora de la página de Facebook Ticos en Guatemala, que integra a muchos de los nacionales que habitan allá.

Fabiola se instaló en Guatemala hace nueve años. Su esposo, Rolando Vásquez, es originario de esa nación, en la que trabaja para una empresa farmacéutica.

Tienen 15 años de casados, pero primero vivieron en Costa Rica y Panamá.

“Soy farmacéutica y hace casi 18 años vine a Guatemala y lo conocí, porque trabajábamos en la misma compañía, aunque en diferente país”, contó Fabiola.

El matrimonio les ha dado dos alegrías inmensas: Sebastián, de 14 años; y Adrián, de seis.

Ahora, esta costarricense tiene dos empresas pequeñas, una de joyería y otra de artículos pequeños de madera.

Catedral de Ciudad de Guatemala. Fotografía: Jairo Villegas S.

Fabiola, ¿es seguro visitar Guatemala?

La pregunta del millón. Sí hay inseguridad, pero eso es en todos lados donde uno va, lo que se debe tener es precaución por donde anda, pero ya usted vio, caminamos por aquí (sexta avenida, Mercado Central, Plaza de la Constitución, Municipalidad de Guatemala) y uno no ve a nadie robando ni mucho menos, así que sí se puede andar porque no es tan inseguro como muchos dicen.

Estamos en el centro histórico. ¿Qué se encuentra aquí?

Es diferente a lo que tenemos en Costa Rica, eso no lo vemos allá, allá no hay un centro como aquí, donde está la Catedral, el Palacio, el portal de comercio, el parque central... Nosotros no tenemos una distribución así.

¿En toda esta zona uno puede caminar con tranquilidad?

La verdad que sí, uno viene, va al Mercado Central que es precioso, que tiene artesanías lindísimas, al Palacio se puede venir porque hay tours para entrar y ver todo lo que hay adentro; a la Catedral también.

Yo prefiero hospedarme en Antigua. ¿Qué opina usted sobre mi elección?

Es una belleza. Hay que ir a Antigua, el tico que viene, debe venir a Antigua, porque es muy diferente a lo que tenemos nosotros y es muy seguro caminar ahí, incluso de noche, porque hay lugares lindos. Hay mucha gente que le puede ayudar a ir a lugares distintos, que no están en el centro de Antigua, sino que hay que salirse un poquito.

Ver más!

¿Qué otros lugares deberían visitar los turistas en Guatemala?

Panajachel, que es donde está el lago Atitlán, que es considerado uno de los lugares más lindos. Hay tours que van desde Antigua, Chichicastenango que es donde está uno de los mercados más lindos. Hay muchos lugares. También Tikal, aunque su problema es el tiempo para llegar.

¿Qué recomienda para llegar a Tikal, en avión o autobús haciendo un viaje durante toda la noche?

Si pueden ir en avión, mejor, porque ahorran tiempo, pero igual en el bus es toda una experiencia, pues sale de noche, pueden dormir y aprovechar el día porque llega temprano.

Esta es la iglesia en la comunidad de San Felipe, muy cerca de Antigua, Guatemala. Fotografía: Jairo Villegas S.
Algunos de mis apuntes sobre Guatemala

Traslado del aeropuerto. Al llegar al Aeropuerto Internacional La Aurora, una opción de transporte segura y económica es viajar en los taxis colectivos. Es muy sencillo: antes de llegar a la puerta de salida, hay un puesto oficial en que se compra el tiquete.

Existen dos opciones: el servicio colectivo tiene un costo de $10 (¢5.700) por persona a Antigua o si lo prefiere, el taxi privado le cobra $35 (¢20.000).

El regreso al aeropuerto lo hice en un Uber. Desde Antigua cobró unos $20 (¢11.500).

Cambio de moneda. No pregunté en el aeropuerto, pero en Antigua el cambio no es nada favorable: 6 quetzales por cada dólar. En otras partes quizás se pueda lograr 6,8 quetzales por dólar.

Hospedaje. Hay hoteles de todo precio; también existen Airbnb.

Alimentación. La comida es deliciosa y muy económica, aunque hay lugares bastantes finos donde se eleva el costo. Incluso logré comer un delicioso almuerzo en $3 (¢1.700) que consistió en arroz, carne mechada (en Guatemala le dicen hilachas) y tortillas palmeadas recién hechas. El doble me costó en Antigua una deliciosa sopa de gallina (muy típica en ese país), también con arroz y tortillas.

Antigua. Es muy seguro, puede caminar con absoluta tranquilidad y recorrer todas sus atracciones. Puede conseguir diversas artesanías a muy buenos precios. Si no quiere andar mucho a pie, puede desplazarse en los mototaxis. Hay algunas comunidades cercanas muy bonitas, como Jocotenango, San Felipe (encontré dulces y cajetas típicas más baratas que en Antigua) y Ciudad Vieja, que también valen la pena recorrer.

Ver más!

Panajachel y lago Atitlán. Desde Antigua o Ciudad de Guatemala hay tours que suelen salir a las 5 a. m. y regresar a las 8 p. m. Opté por viajar por mi cuenta; para ello contraté un servicio turístico de transporte colectivo ida y vuelta, y crucé el lago Atitlán en la embarcación pública, para así llegar a Santiago de Atitlán. Hay una forma de irse en autobús de Antigua a Panajachel, pero implica al menos dos trasbordos.

Ciudad de Guatemala. Hay que caminar por la sexta avenida, pues tiene un bulevar y mucha vida, con sitios para comer y tiendas de diferentes productos. Esa ruta desemboca en la Plaza de la Constitución, que está rodeada por el Palacio Nacional, la Catedral Metropolitana, el Portal del Comercio, el Parque Centenario y la Biblioteca Nacional de Guatemala. Detrás de la Catedral, está el colorido Mercado Central. Una buena manera de movilizarse por la ciudad es en el Transmetro, buses articulados con carriles exclusivos, que tienen un costo de 1 quetzal por viaje. Hay mucho más que ver en la capital, incluyendo el zoológico que se ubica a la par del aeropuerto y varios museos.

Jocotenango, Guatemala. Fotografía: Jairo Villegas S.

Si va a Guatemala, al momento de hacer su itinerario tome en cuenta que en algunas horas del día puede haber un mayor tráfico vehicular.