Fanny Tayver Marín. 10 octubre
Así celebró Róger Rojas en La Mejenga. Foto: Rafael Pacheco
Así celebró Róger Rojas en La Mejenga. Foto: Rafael Pacheco

Un grupo numeroso de niños que vive en Concepción Abajo de Alajuelita esperaba con ansias que llegaran Róger Rojas y Jonathan Moya.

Para recibirlos, muchos se vistieron con sus atuendos de Alajuelense, pero otros también se pusieron la camisa de Saprissa. Al final, eso era lo de menos. Todos querían mejenguear con esos hombres que jornada a jornada ven por la televisión marcando goles.

A los pequeños los acompañaban oficiales de la Fuerza Pública, quienes están a cargo del proyecto ‘La Mejenga’, que busca un acercamiento con los barrios en riesgo social y, de paso, estimular a los más pequeños para que no se pierda la sana costumbre de que se diviertan con un balón.

Para los jugadores de la Liga, acudir a esta actividad no fue simplemente un compromiso con el que debían cumplir. Los dos delanteros se apuntaron en serio a ‘La Mejenga’ y pasaron un rato muy ameno.

Jonathan Moya participó en La Mejenga, en Concepción Abajo de Alajuelita. Fotografía: Rafael Pacheco
Jonathan Moya participó en La Mejenga, en Concepción Abajo de Alajuelita. Fotografía: Rafael Pacheco

Inclusive, los dos atacantes recordaron su infancia.

“Estuve pateando con varios vecinos de aquí. Esto me recuerda cuando yo era un niño, es una emoción ver que vienen dos jugadores de Primera División, uno se pone emocionado, ahorita uno siempre recuerda sus orígenes, yo soy de una colonia pobre, de un barrio marginal en Tegucigalpa, de la colonia Betania, me siento muy orgulloso y se me vienen muchos recuerdos”, confesó Ro-Ro.

Inclusive, contó un poco más de cómo fue esa época, en la que le daba sus primeras patadas a la pelota.

“Donde yo nací era pura tierra, no había pavimento, ni nada, pero igual, siempre se recuerda el sabor y el calor de la tierra humilde. Imagínese que enfrente de mi casa había un campo de fútbol, cómo no me iba a gustar, así que era inevitable no jugar”, mencionó.

Los niños disfrutaron de La Mejenga. Foto: Rafael Pacheco
Los niños disfrutaron de La Mejenga. Foto: Rafael Pacheco

Por su parte, Jonathan Moya también dijo que a su mente volvieron los recuerdos de cuando las mejengas se volvían todo un pasatiempo mientras crecía en Monteverde, Puntarenas.

“Siempre jugaba, hasta descalzo jugué, en la calle, en la plaza con barrial, con lluvia, lo importante es que los niños tengan un balón y que se traten de alejar de las cosas que no son buenas para ellos y que les guste más el deporte. Es importante venir a apoyar estas actividades, la Fuerza Pública lo que está haciendo es incentivar a los jóvenes, ayudar a que cojan el camino correcto y nosotros venimos como jugadores a apoyar esa iniciativa”, indicó Moya.

‘La Mejenga’ entre los vecinos de la comunidad, los futbolistas de la Liga, los oficiales de la Fuerza Pública y hasta los miembros de la Cruz Roja duró más de lo que se había planeado en un principio, pero, ¿en qué mejenga no pasa eso?

Al final, tanto Moya como Ro-Ro se acercaron a los niños que estaban completamente exhaustos y les dieron un mensaje.

Jonathan Moya y Róger Rojas les aconsejaron a los niños guiarse por valores como solidaridad y respeto. Foto: Rafael Pacheco
Jonathan Moya y Róger Rojas les aconsejaron a los niños guiarse por valores como solidaridad y respeto. Foto: Rafael Pacheco

“Si anota uno, o si el otro falla otro gol siempre tienen que apoyarse unos con otros, tienen que respetar a los mayores, tienen que respetar a los adultos y respetar a las niñas”, comentó el hondureño, mientras que los pequeños estaban sentados en la calle prestándole mucha atención.

Rojas le cedió el micrófono a su compañero y Moya les contó que ellos también fueron niños y que tenían sueños como ellos.

“Yo estuve ahí sentado como ustedes y la verdad que es muy bonito poder compartir esta iniciativa tan linda que están haciendo los compañeros de la Fuerza Pública. Siempre tienen que poner en práctica el valor que les dijo Ro-Ro, el de la solidaridad, pero yo también tengo muy recalcado otro, que es el respeto y creo que ustedes siempre tienen que respetar a sus papás, hacerles caso”, indicó Moya.

Los futbolistas estaban metidos de lleno en 'La Mejenga'. Foto: Rafael Pacheco
Los futbolistas estaban metidos de lleno en 'La Mejenga'. Foto: Rafael Pacheco

Y agregó: “Tratar de seguir por el camino del bien y lo más importante que a mí me enseñaron, que es el estudio, nunca olvidarse del estudio. Nosotros somos jugadores profesionales, pero siempre tratamos de estudiar o de aprender una cosa nueva y la verdad que ese es un mensaje que les queremos dejar, estudiar y jugar siempre con respeto, pero lo más importante es disfrutar”.

Cuando se acabaron los discursos de los futbolistas, los chiquitos que los escuchaban con atención y que en su mayoría vestían uniformes de Alajuelense y Saprissa les respondieron con aplausos.

Más fotos de ‘La Mejenga’ captadas por La Nación
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco